Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135751
Asalto a una vivienda en el barrio Villa Raquel

Cuatro asaltantes detenidos tras un tiroteo con policías en una persecución

Irrumpieron en una vivienda y maniataron al dueño. Escaparon en un automóvil que fue chocado por un patrullero para frenar la fuga.

Cuatro hombres fueron detenidos el martes cerca de la medianoche tras un tiroteo y persecución en el que resultaron heridos dos efectivos de la Policía, tras un asalto a una vivienda del barrio Villa Raquel. La detención de los malhechores fue en la esquina de las calles Alberdi y Pizarro, en el barrio Galván II donde un patrullero interceptó el vehículo en el que circulaban los maleantes. El hecho delictivo fue el martes a las 20.30 en una vivienda ubicada en una vivienda ubicada en la calle Reconquista al 3.000 donde los cuatro ladrones ingresaron armados y con las caras cubiertas luego de romper la puerta de ingreso a golpes. Una vez dentro tomaron por sorpresa al dueño de la casa y a un amigo que estaba con él. “Patearon la puerta del lugar, nos amenazaron con un arma, nos tiraron al piso y nos patearon la espalda y nos ataron las manos con precintos”, relató Marcelo, el dueño de la vivienda. Los maleantes “tenían la cara cubierta y eran muy violentos”, según relató el hombre asaltado. Los maleantes despojaron de sus billeteras y sus teléfonos a los dos hombres y revisaron la casa. Aparentemente tenían la información respecto a que en la vivienda había una suma millonaria. “Nos pedían un millón de pesos, pero nada que ver, porque nosotros no teníamos esa cantidad de dinero”, afirmó. Lo que pudieron robar fueron $7.000, parte de ese dinero era todo lo que tenía Marcelo, un albañil que había cobrado su jornal ese día. La otra víctima fue la hermana del hombre quien había llegado a la vivienda justo cuando los ladrones estaban dentro. “Nos pedían plata, nos sacaron mil pesos y 4.500 más. Mi hermana llegó al rato y le sacaron 300 pesos”, relató la víctima. Luego de haber despojado de sus bienes a los moradores de la casa, abordaron un vehículo que estaba frente al inmueble y huyeron. El dueño de la casa, pidió ayuda aún maniatado, lo que fue escuchado por su esposa que se hallaba en otro sector de la propiedad. Ella lo liberó de las ataduras, pero una vez liberado Marcelo intentó alcanzar a los maleantes a bordo de una motocicleta. “Los corrí seis cuadras, pero uno me disparó”. La bala no logró dañarlo, pero desistió. “Seguirlos fue una irresponsabilidad mía, pero tenía mucha adrenalina”, se justificó.

Llamada oportuna

En el mismo inmueble se domicilia la familia de la hermana del hombre asaltado. Es por ello que, desde lejos, su cuñado había advertido que los ladrones entraron a la casa. Lejos de intentar persuadir a los maleantes, buscó a los niños, los alejó de la situación y llamó a la Policía. La fuerza de seguridad, montó un operativo de rastrillaje para dar con el vehículo de los sospechosos. Así, cerca de las 00.30, en el barrio Galván II un patrullero identificó al rodado e intentó interceptarlo. Esto dio origen a una persecución en que los maleantes dispararon contra los policías. Finalmente un móvil policial logró hallar el Volkswagen Gol en el que iban los malhechores, en la esquina de las calles Alberdi y Pizarro, allí un policía fue embestido al acercarse, pero el conductor del patrullero lo interceptó. Como consecuencia del impacto dos uniformados resultaron heridos. Enseguida llegaron otros efectivos del Grupo de Intervención Rápida III que inmovilizaron a Adrián López, Cristian Gordillo, Ignacio Vallejos, Alexis Sánchez. En el rodado hallaron el dinero robado y un arma de fuego.s