Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/136890
Copa libertadores de América

Boca recibe a un golpeado, aunque siempre difícil Libertad de Paraguay

El conjunto paraguayo, que llega sin DT y último en el torneo doméstico visitará al Xeneize a partir de las 19.30 en la Bombonera.

COR080818-027F02.JPG

Boca Juniors recibirá hoy a Libertad de Paraguay en el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores de América con el objetivo de sacar un buen resultado que le dé tranquilidad de cara a la revancha. El partido se disputará desde las 19.30 en la Bombonera, contará con el arbitraje del brasileño Wilton Sampaio y será televisado por Fox Sports. Boca contará con el debut en el arco de Esteban Andrada, quien reemplazará a Agustín Rossi, a pesar de haber tenido pocos entrenamientos tras haber sido comprado a Lanús. La otra duda que se había sembrado estaba en ataque, pero Guillermo Barros Schelotto decidió que Edwin Cardona continuara como titular y que Sebastián Villa siga en el banco de suplentes. Si bien tuvo una muy buena campaña en la etapa de grupos de la Copa, el panorama no es el mejor en este momento para Libertad. El equipo paraguayo empezó el torneo Clausura sin festejos en cuatro fechas, con dos empates y dos derrotas, incluida la caída del fin de semana pasado frente a Independiente, que lo dejó en una inesperada última posición. “Todos tenemos el deseo de pasar de fase. Sabemos que es difícil, pero estamos con unas ganas terribles y la ilusión de hacer bien las cosas”, dijo el experimentado Antolín Alcaraz.

Antecedentes

Son buenos los antecedentes de Boca Juniors para el duelo copero ante Libertad de Paraguay de hoy a las 19.30. Es que al Xeneize le trae buenos recuerdos el choque ante el conjunto guaraní. En 1977, el equipo que tenía como DT al Toto Lorenzo le ganó los dos partidos de la Libertadores y luego terminó levantando la primera Copa de la historia del club. El último duelo entre estos dos equipo fue en la instancia de cuartos de final del 2007. Aquella vez el conjunto que dirigía Miguel Angel Russo, y en el que brillaba Juan Román Riquelme, sumó un empate de local y un triunfo afuera, y luego festejaría la última Libertadores del club. s