Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/136925
Saturnino medina era buscado en tres provincias

Juzgan en Corrientes a un integrante de la banda narcocriminal Los Monos

En la causa hay tres acusados de enviar marihuana en encomiendas. los descubrieron en el marco de una operación interfuerzas.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes inició un juicio oral y público en el que está imputado uno de los supuestos integrantes de la organización narcocriminal rosarina “Los Monos” y otros dos individuos sospechados de distribuir estupefacientes desde Corrientes a otras provincias por medio de encomiendas. El juicio se inició ayer a las 8 con la lectura de la pieza acusatoria. Posteriormente se les dio la oportunidad a los imputados a dar su versión de los hechos, pero decidieron ampararse en el derecho de permanecer en silencio. En uno de los banquillos estuvo Jorge Saturnino Medina, quien fue señalado como el organizador de envíos de drogas por vía postal, operatorias que fueron desarticuladas entre enero y junio de 2016 en el contexto de una investigación que culminó con su detención en la capital correntina y con la incautación de más de 200 kilos de marihuana. Había llegado a la ciudad de Corrientes a fines de 2015, luego de abandonar Rosario, donde fue sindicado como uno de los que suministraban estupefacientes a los centros de ventas al menudeo ubicados en los barrios periféricos del Gran Rosario, lugares montados por la familia Cantero. Su vínculo con “Los Monos” se había iniciado años atrás cuando se afincó en la periferia rosarina, donde trabó amistad con integrantes de esa organización. El rol que cumplía Medina era el de coordinar el traslado de marihuana desde la costa paranaense correntina hasta los kioscos de droga rosarinos, acciones que fueron investigadas por el titular del Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 4 de Rosario, Marcelo Bailaque, quien había ordenado su detención. La causa iniciada por Bailaque dio origen a la última operación antinarco coordinada por el exministro de Seguridad Sergio Berni. La Operación “Los Patrones” había demandado el despliegue de efectivos en tres provincias para incautar importantes cantidades de droga y detener a los eslabones del tráfico de drogas. Cercado en territorio rosarino, Medina regresó a Corrientes y se instaló en una vivienda ubicada en cercanías de la Terminal de ómnibus, en el barrio Ongay, donde fue apresado en junio de 2016.

narcoencomiendas

Desde la ciudad de Corrientes Saturnino Medina hizo contacto con organizaciones narco de Chaco, Santa Fe y Córdoba, a las que proveía de marihuana. Para ello organizó un sistema para enviar la droga por encomiendas. Según el expediente 122/2016, para ello acondicionaba marihuana en cajas que luego eran despachadas en una oficina de una firma de logística. Anoticiados de la situación, efectivos de la Gendarmería Nacional realizaron el seguimiento de nueve cajas hasta un depósito de la provincia del Chaco, donde fueron inspeccionadas y se halló una importante cantidad de drogas. Las actividades de vigilancia derivaron en la identificación de Saturnino Medina, Gerardo Maciel y Pablo Herrera como integrantes de la organización que enviaba el estupefaciente a José Acevedo. Ellos fueron detenidos en junio de 2016. Ahora son sometidos a un juicio oral y público que dio inicio ayer.

Patrón en la celda

Tras la finalización de este proceso, Medina debería ser trasladado a Rosario, donde está encausado en la causa originada en el Operativo “Los Patrones”, en el que se investigó la provisión de drogas desde Corrientes a la banda narco Los Monos. El correntino fue señalado como un hombre de confianza del clan Cantero, pero quien realizaba los tratos con los rosarinos y organizaba las operaciones es Elías Javier Sánchez, otro hombre con domicilio en la ciudad de Corrientes que tenía el rol de intermediario entre los rosarinos y la banda itateña “Los Gordos”, liderada por Luis “El Gordo” Saucedo, actualmente prófugo. Según la investigación, Sánchez era quien negociaba autos y cocaína por marihuana. Era conocido con los apodos de “Rata” o “Paraguayo”, pero sus compradores lo nombraban como “El Patrón”. A él se debe el nombre de la operación que constó de 42 allanamientos en las provincias de Chaco, Corrientes y Santa Fe. Fue a fines de 2015 cuando incautaron 700 kilos de marihuana y 12 kilos de cocaína. Esta causa ya tiene fecha de juicio. Será el 20 de septiembre y habrá 32 imputados. s