Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/136926
DÍa de la Policía de Corrientes

La fuerza provincial celebra su 47º aniversario de servicio

Tradicional acto en la Jefatura frente a la plaza 25 de Mayo.

Se conmemora hoy un nuevo aniversario del Día de la Policía de la provincia, y como cada año los actos centrales se iniciarán a las 8.30 en la Jefatura de Policía frente a la plaza 25 de Mayo. De acuerdo con el programa previsto, se recibirán a las autoridades, se realizará la presentación de efectivos al gobernador Gustavo Valdés y tendrá lugar el pase de revista. Luego el mandatario, junto con el ministro Juan José López Desimoni y el jefe de la Policía, Félix Ricardo Barboza, saludarán a la Formación Especial 9 de Agosto. El acto central comenzará a las 10 con la entonación del Himno Nacional Argentino, luego se realizará la celebración eucarística, se leerán resoluciones y entregarán distinciones al personal destacado. A continuación el jefe Barboza ofrecerá unas palabras a los efectivos, luego será el turno del ministro de Seguridad y cerrará el gobernador Valdés, tras lo cual se realizará el desfile de efectivos, demostraciones y de móviles. Para finalizar harán su paso frente al palco camionetas Toyota 0 Km recientemente adquiridas por el Gobierno provincial, un total de 100 móviles, totalmente equipados para la labor policial, que próximamente van a estar al servicio efectivo de la comunidad de la provincia de Corrientes.

Un poco de historia

El aniversario de la Policía de Corrientes se celebra el 9 de agosto de cada año, por ser esa la fecha de promulgación de la ley del Personal Policial Nº 2.987, en el año 1971, modificada luego por la ley 4.918 del 9 de agosto de 1995, por medio de la cual se obtuvo la llamada “estabilidad policial”. Si bien esto es reciente, la historia de la fuerza de seguridad provincial nace tal vez prácticamente con la fundación de esta ciudad el 3 de abril de 1588. De todas formas cobra mayor presencia con la actividad que desarrolló el Cabildo y Corregimiento, cuya autoridad se regía por la Legislación de Indias. A partir de 1825 con el fin de la actividad del Cabildo y con la Constitución de la Provincia reformada a conformidad de la ideas del Triunvirato, las funciones del Cabildo fueron trasladadas al Gobernador e intendentes, y la Carta Magna provincial en su artículo 14 de la reforma establecía que la Policía quedaba a cargo del Alcalde Mayor que dependía del Gobernador. El gobernador Pedro Ferré dictó un decreto el 4 de febrero de 1825, donde disponía las funciones de la Policía, que eran: “Establecer el orden, el cuidado de la Plaza de Abasto, mantenimiento del orden y de las buenas costumbres, evitar la vagancia, encauzar la convivencia pacífica, obligar a los padres a enviar a sus hijos a las escuelas, se establece castigo a la que fuese hallado en estado de ebriedad, los que proferían palabras obscenas o insultos, a los que se detenía por vagancia, se prohibía el juego de naipes y la portación de armas, como así también el galope y juego de carretas en las calles, ordenaba a las tiendas y pulperías mantener un farol desde la oración hasta el toque de queda en las noches oscuras”. Durante este lapso no entraba ningún carruaje a la ciudad sin la autorización escrita del juez de Policía, quien incluso tenía que visitar cada seis meses las escuelas, inspeccionando el estado intelectual de los alumnos, e informando al Gobierno central de los progresos de los jóvenes. Desde entonces la Policía de Corrientes como institución fue sufriendo reformas para adecuarse a los progresos de las épocas. En 1847 comenzó la era de los jefes de Policía con el Alcalde Mayor Domingo Latorre, el Coronel Alejandro Azula, D. Manuel Fernández y Gómez, entre otros. En 1901 se dictó el Código de las Policías de la Provincia de Corrientes, esto era una obra de avanzada porque sus preceptos estaban contenidos en libros, títulos y capítulos. En 1936 se creó el Cuerpo de Bomberos de la Capital, pero recién en 1944 se organizó el curso de aspirantes a agentes de la Policía y se autoriza la compra de 163 caballos con monturas, 3 automóviles, 5 camiones, 10 bicicletas y un carro celular. En 1952 el curso de aspirantes se convierte en la Escuela de Agentes de la Policía y en 1953 en la Escuela de Policía, organismo de preparación de los futuros oficiales de Policía. En 1981 se crea la Escuela Superior de Policía para oficiales jefes y subalternos.s