Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/138249
En la isla de Hokkaido

Buscan sobrevivientes del sismo que dejó 20 muertos en Japón

Los socorristas buscaron personas con ayuda de excavadoras y perros, una tarea dificultada por las réplicas del terremoto.

COR080918-020F01.JPG

Los rescatistas japoneses aceleraron ayer la búsqueda de sobrevivientes entre las personas sepultadas bajo el barro, tras los corrimientos de tierra provocados por un potente sismo en el norte de Japón, cuyo balance provisional aumentó a 20 muertos. Todo un conjunto de viviendas quedaron destrozadas en la pequeña localidad de Atuma, en la isla de Hokkaido, por el derrumbe de una ladera provocado por el terremoto, de magnitud 6,6 y que dejó unas profundas cicatrices marrones en el paisaje de postal. Durante toda la noche los socorristas buscaron supervivientes con ayuda de excavadoras y perros, una tarea dificultada por las réplicas del terremoto. “Muchas personas siguen sepultadas bajo la tierra, trabajamos sin descanso pero los esfuerzos de rescate son difíciles”, comentó un militar de las Fuerzas de Autodefensa (SDF) a la cadena de televisión NHK. “Haremos todo lo posible por encontrarlas rápidamente”, añadió. “Mis familiares están todavía enterrados bajo el barro, no he podido dormir en toda la noche. También ha habido varios temblores, o sea que ha sido una noche movida”, declaró una habitante. Las imágenes de televisión mostraban calles y carreteras reventadas, muros hundidos y casas inestables tras el sismo, ocurrido en plena noche en la isla septentrional de Hokkaido, 62 km al Sudeste de la capital regional Sapporo. “No tengo palabras... Vivo aquí desde hace 20 años, no sé qué decir”, confesó un joven en la ciudad.

Nuevos riesgos

Unos 22.000 efectivos y 75 helicópteros fueron movilizados para las operaciones de rescate y para ayudar a los siniestrados, muchos de los cuales esperaban ante supermercados y estaciones de servicios para hacerse con provisiones. Tras un corte de electricidad general debido a la detención de todas las centrales de la región, alrededor 40% de la población de la isla recuperó el suministro ayer, según la empresa Hokkaido Electric. Quedaban todavía 1,6 millones de personas en la oscuridad, pero esta cifra debería reducirse a 550.000 hacia el final del día.s