Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139298
Salida al Pacífico

Bolivia mantendrá el reclamo marítimo pese a fallo adverso

El tribunal de La Haya por 12 votos a 3 definió la contienda a favor de Chile. Evo Morales dijo que continuarán con el reclamo.

COR021018-020F01.JPG

Pese al contundente fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que desestimó el reclamo de La Paz de obligar a Chile a negociar una salida al mar, pocos son los que en Bolivia dan por zanjada esta vieja aspiración que ha envenenado las relaciones entre los dos vecinos en las últimas décadas.

El presidente, Evo Morales, el gran derrotado de este caso, que convirtió el reclamo ante La Haya en una cruzada de su gobierno en los últimos cinco años, dejó claro que Bolivia “nunca va a renunciar” para salir del enclaustramiento al que le condenó la pérdida de 120.000 km2 de territorio, entre ellos sus 400 km de costa, en la guerra del Pacífico, en el siglo XIX.

“No hay obligación, pero hay necesidad” de negociar, apostilló en una breve declaración, invocando el artículo 176 del fallo de la CIJ, que invita a las partes a “continuar su diálogo” en un “espíritu de buena vecindad” para abordar el “enclaustramiento de Bolivia”. La lectura del fallo en Chile y Bolivia difiere diametralmente. Mientras que en Santiago las autoridades se congratulan por que la Corte de La Haya haya respetado el derecho internacional encarnado en el Tratado de 1904 que validó la pérdida de territorio por Bolivia en la guerra que libró contra Chile, en Bolivia son pocos los que consideran zanjada la aspiración.

“Los jueces acaban de decir: señores no existe la obligación jurídica, pero el problema no desapareció, el problema persiste”, afirmó el ex canciller boliviano Gustavo Fernández, que recuerda que “Bolivia ha sostenido cerca de 140 años su demanda y ha señalado en repetidas oportunidades que no renunciará, de manera alguna, a este su objetivo nacional”.

Para el analista independiente Andrés Guzmán, el resultado del fallo “no impide que las partes puedan entenderse en un diálogo” en la perspectiva de “unas negociaciones trascendentes”, en otros niveles contemplados en las Naciones Unidas. s