Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139302

La efectividad de las bandas

El analista económico Claudio Zuchovicki anticipó que “nos vamos a tener que acostumbrar a dos o tres días de volatilidad del dólar. A la larga lo van a estabilizar, obviamente en un valor alto”

El nuevo sistema de control de cambios debutó ayer con un aprobado, ya que la divisa estadounidense cotizó por debajo del precio registrado el viernes pasado, aunque, sin embargo, la opinión de expertos está dividida respecto a la conveniencia de este tipo de políticas.

Distintos economistas dudaron de la efectividad del nuevo sistema de bandas en la política cambiaria y señalaron que habrá “una guerra entre el dólar y el peso” que repercutirá sobre el tope superior de la cotización dispuesta por el Banco Central. La consultora Economía & Regiones planteó que el comportamiento del mercado parece ir “en procura de la banda superior de $44 por dólar para testear al Banco Central, su nueva política monetaria y al acuerdo con el FMI”. Añadió que el acuerdo con ese organismo “no traerá tranquilidad para el mercado cambiario porque no asegura la estabilización macroeconómica”. Indicó que el mercado parece ir “en procura de la banda superior de $44 por dólar para testear al Banco Central, su nueva política monetaria y al acuerdo con el FMI”. El economista Arturo Porzecanski consideró hoy que las bandas de flotación del dólar “no funcionan y son un estorbo, es mucho ruido y pocas nueces”. Agregó que “al principio sí funcionan, como al principio funcionó el uno a uno, y después no. Cuánta experiencia ya tienen la Argentina y otros países con bandas y otras fijaciones artificiales del tipo de cambio que eventualmente fallaron”, sostuvo. No obstante, Porzecanski -profesor de la American University, de Estados Unidos- destacó que “menos mal que le pusieron una tremenda banda (al dólar). De 34 a 44 pesos. Adentro debieran caber todos los elefantes que quieran pasar por ahí. Por las dudas, tienen un permiso de intervenir. Me alegro”, expresó en declaraciones al matutino La Nación. El economista Salvador Distéfano proyectó que en octubre “se desata una guerra entre pesos y dólares” en la que el Bcra sacará pesos del mercado, subirá tasa y venderá dólares lo que “es probable que detenga la devaluación pero el costo será suspensiones, despidos y cierre de pymes”. Añadió que el costo de la iniciativa oficial será una recesión de dimensiones desconocidas y que “tenemos la circulación congelada desde marzo y la demanda de dólares sigue creciendo. El pasivo del Bcra disminuye pero los actores económicos siguen comprando dólares”, explicó la fuente. El analista económico Claudio Zuchovicki anticipó que “nos vamos a tener que acostumbrar a dos o tres días de volatilidad del dólar. A la larga lo van a estabilizar, obviamente en un valor alto”, estimó el especialista. Zuchovicki indicó que “con el faltante de pesos, es probable que el dólar vaya perdiendo volatilidad”. A su criterio, el “techo” de la banda de flotación a 44 pesos “ojalá fuera una respuesta económica o una respuesta racional. Tiene que ver con la credibilidad de la gente, no hacia el dólar sino hacia su moneda. Lo que se está viviendo hace tiempo es el desprecio hacia el peso”. “Para que suba el dólar, lo que tiene que haber es gente que salga a comprar y esa gente lo hace con pesos. Si cada vez hay menos pesos en circulación, va a ser más difícil, o se necesitarán muchos más pesos”, enfatizó. Opiniones en pro y en contra buscan entender los motivos de la medida. El Gobierno, que llegó con una misión económica, dilapidó el capital político con acciones erráticas en casi dos años. El reconocimiento de allegados dan cuenta de esto, aunque más allá de este punto, el padecimiento social comienza a notarse con los indicadores expuestos en los últimos días.s