Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139394
Este sábado

La propuesta de “Música para volar” vuelve al Teatro Vera

En esta oportunidad los artistas apuestan a una nueva propuesta artística.

COR041018-017F01.JPG

A partir de las 21.30 del sábado próximo vuelve al teatro Vera la propuesta artística “Música para Volar”, que en esta oportunidad presenta “Música para Volar + Kubrick”. Se trata -según explicaron a NORTE de Corrientes sus realizadores- de una nueva performance que incluye la interpretación completa del disco “Unplugged” de Soda Stéreo con arreglos de cuerdas originales acompañados con audiovisuales de la filmografía de Stanley Kubrick. “Será un paseo sonoro inolvidable porque habrá orquesta en vivo en diálogo con las imágenes de este increíble cineasta”. En “Música para Volar + Kubrick”, la propuesta es disfrutar del disco, interpretado en vivo, dejándose llevar por un relato paralelo compuesto de imágenes sincronizadas de la filmografía de Stanley Kubrick, que irán estableciendo una suerte de diálogo con el clima emocional de cada fragmento musical. “Confort y música para volar”, uno de los discos más hermosos de la historia del rock en castellano, es un recorrido exquisito por canciones eternas en versiones que combinan la sonoridad acústica de las cuerdas con instrumentos eléctricos, samplers y guitarras distorsionadas. Stanley Kubrick es considerado uno de los más grandes cineastas de los últimos tiempos, no sólo creó míticas películas, sino que batió récords por la meticulosidad de sus producciones, tomas y fotografías asombrosas. En 1968 asombró al mundo con “2001: Odisea del Espacio”, basada en un relato corto del escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke y en la que el director dio rienda suelta a su inigualable sentido estético en el marco de una historia de fuerte contenido metafísico y especulativo que se destacó por sus perfectos efectos especiales y la poderosa carga simbólica de algunas de sus imágenes. Tres años más tarde estrenó su filme más polémico, censurado durante años en múltiples países, “La naranja mecánica” (1971), descarnada reflexión sobre la violencia individual y colectiva. Y su legado continúa con una próspera lista de producciones que son reconocidas más allá del ambiente cinéfilo, por su cuidado estético.s