Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139494
Los pronÓsticos indican que habrá segunda vuelta

Derecha o izquierda, polarización sin grises en las presidenciales del Brasil

El padrón comprende a 147 millones de personas. Hay cinco candidatos y entre ellos una mujer. Se definiría entre Bolsonaro y Haddad.

COR071018-022F01.JPG

Los candidatos a la Presidencia de Brasil quemaron ayer sus últimos cartuchos para intentar convencer a los indecisos, en la víspera de una competencia que se presenta fuertemente polarizada entre el ultraderechista Jair Bolsonaro y el izquierdista Fernando Haddad, representante del Partido de los Trabajadores (PT) que lidera Lula Da Silva, actualmente detenido. En medio hay otros tres candidatos, entre ellos la ecologista Marina Silva, la tercera más votada en las últimas dos elecciones presidenciales. Sin embargo, ninguno de estos postulantes aparece -en las encuestas- con expectativa de conmover la marcha de los dos principales competidores, que paradójicamente tiene buena intención de voto, pero también alta imagen negativa. Bolsonaro y Haddad cosechan adhesiones y objeciones en igual proporción. Entre ellos, dicen los consultores, se decidirá el destino del país que es la principal economía de Latinoamérica. El ultraderechista Jair Bolsonaro llega como favorito y ha redoblado esfuerzos para tratar de ganar en primera vuelta, lo que por ahora parece difícil. Con 35% de intenciones de voto, Bolsonaro siguió ayer agitando las redes sociales, compensando así su imposibilidad de participar en actos públicos debido a la puñalada que recibió en un mitín el 6 de septiembre. En Instagram, el candidato insistió el sábado en su retórica de mano dura contra el crimen, en un país con más de 60.000 asesinatos por año. “Es necesario enfrentar con fuerza el combate al crimen para que el delincuente entienda que sus acciones no quedarán impunes”, escribió. Proveniente de un pequeño partido, el Social Liberal (PSL), Bolsonaro ha logrado una base de apoyos en el Congreso que reúne a los ruralistas, los partidarios de la liberalización del porte de armas y últimamente, las iglesias evangélicas muy poderosas en el religioso Brasil. La última semana siguió creciendo en las encuestas, pese a manifestaciones masivas bajo la consigna #EleNao (Él No), convocadas por grupos de mujeres que le cuestionan sus declaraciones misóginas y homofóbicas. Por su parte, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), Fernando Haddad, segundo en las encuestas con 22%, recorrió ayer Feira de Santana, en el estado de Bahía (noreste). “Estamos llegando al gran día. No decida su voto por rumores o mentiras de WhatsApp. Decida en base a propuestas, por quien está del lado del trabajador brasileño”, dijo en Twitter. Y completó: “Decide tu voto por quien ya hizo por Brasil”. El ex alcalde de Sao Paulo fue designado candidato del PT luego que la Justicia electoral impugnara a Luiz Inácio Lula da Silva, que purga una pena de 12 años de cárcel por corrupción. El PT gobernó Brasil de 2003 a 2016. Además compiten, el centroizquierdista Ciro Gomes y el centro derechista Gerarldo Alckmin, además de Marina Silva. Todos ellos gravitan en torno al 10% de la intención de votos.s