Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139612

Monetarismo poco deseado

El economista Bocco señaló que la política del Banco Central “produce una pérdida de empleo en sectores que no lo hubie­ran tenido, porque habrá una recesión muy grande inducida para provocar la caída de precios”.

Las decisiones monetarias no cuentan con el aval de la mayoría de los especialistas, al pun­to de que se suman las voces de un final inde­seado.

Y es así que el economista y ex director del Banco Central (Bcra), Arnaldo Bocco, advirtió que la nueva política monetaria provocará “un colapso en la eco­nomía” y alertó sobre los “graves conflictos sociales” que podría provocar.

En declaraciones a NA, Bocco señaló que “en el cor­to plazo la sociedad no va a estar paralizada frene a una economía en recesión, con más pobreza e indi­gencia, despidos y cierre de em­presas y sin control sobre la fuga de capitales”.

El ex director del Bcra señaló que la política monetaria impul­sada por el Fondo Monetario In­ternacional (FMI) “de doble cero va a llevar al colapso de la econo­mía y se demostrará que esa no es la solución”.

Según Bocco, el gobierno de Mauricio Macri está “presionan­do” a los gobernadores para que apoyen las decisiones de la coa­lición Cambiemos, con lo que se ingresa a un “terreno peligroso” porque el ajuste va a provocar un retroceso grande en las provincias.

“Es inexplicable que los gobernadores tomen esa posición de apoyar el Presupuesto 2019 tal cual lo re­dactó la gestión Macri”, consideró Bocco al analizar el impacto que tendrá el ajuste fiscal mientras la política monetaria seca la plaza de pesos.

Bocco sostuvo que el esquema con tasas de interés del 74% anual “genera un stock recesivo imparable”, el cual “pone en peligro a muchas empresas (princi­palmente pymes) y en riesgo miles de puesto de tra­bajo”.

El director del Observatorio de la Deuda Externa de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo calificó la nueva política monetaria como un “shock nunca visto en el monetarismo más duro en toda la historia de América Latina, porque nunca hubo un plan de este tipo”.

El economista señaló que la política del Banco Cen­tral “produce una pérdida de empleo en sectores que no lo hubieran tenido, porque habrá una recesión muy grande inducida para provocar la caída de pre­cios”.

“También se genera una presión muy fuerte sobre la oferta de bienes, porque obliga a las empresas a traba­jar sin financiamiento y desvaloriza sus carteras que habían ahorrado en dólares”, explicó el economista.

En ese sentido, advirtió que “se está encareciendo el crédito en­tre privados y en los niveles de tasas actuales va a ser imposible que personas físicas o empresas pymes y también las grandes, puedan enfrentar una coyuntura semejante”.

Opinó que si bien con el acuer­do con el FMI “el riesgo default estaría acotado, lo que piensan los acreedores es que se va a tener que hacer con (Mauricio) Macri o después porque el aumento de la deuda ha sido muy violenta y no se puede pagar”.

“Como la Argentina va a entrar en retroceso eco­nómico, la recaudación va a caer al nivel de caída del producto bruto y la baja de los ingresos por impuestos va a ser importante y obligará al Gobierno a recortar aún más el gasto público”. Bocco opinó que “ya los bancos del exterior están advirtiendo que a sus inver­sores que tengan cuidado con la Argentina y eso quie­re decir que están preanunciando algo”.

Por ahora el objetivo del Central se viene cumplien­do, esto es mantener al dólar por debajo de los 40 pe­sos. Sin embargo, y cuando se precisen los pesos para el pago de compromisos importantes, se estima que se comenzarán a sentir los coletazos de las medidas. Y eso representará un grave problema.s