Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139614
MILLONARIA DEUDA

Habrían caído todas las causas que la Municipalidad inició a la Provincia por deudas a la ACOR

Un informe reservado al que accedió Norte de Corrientes, da cuenta de la caída de alrededor de 158 causas judiciales iniciadas por la gestión de Fabián Ríos por acreencias contra el Gobierno Provincial, y cuyo capital exigible ronda los 70 millones de pesos. Tassano quería cobrarlas, pero "pasaron cosas".

La orden del intendente Eduardo Tassano era seguir adelante contra la administración de Gustavo Valdés para el cobro de las acreencias, pero errores administrativos de la actual gestión develaron que se habrían hecho caer los plazos y se cerraran de oficio. De esta manera quedó revelada la profunda interna y grieta entre el gobierno municipal encabezada por el vignolismo-colombismo, y la administración provincial del ituzaingueño Gustavo Valdés con el apoyo del sempiterno senador Noel Breard.

De hecho, una ligera lectura política da cuenta de que el alineamiento Provincia-Municipio no funcionaría en términos administrativos en la realidad. 

 

La deuda contraída por el colombismo y que fuera reclamada judicialmente por el intendente Fabián Ríos, asciende a la millonaria suma de $ 69.298.885,51, distribuidas entre distintas reparticiones provinciales. 

La demandante en todas esas causas era la Agencia Correntina de Recaudación, en el Juzgado Civil y Comercial N° 1.

Una fuerte presión interna con versiones de "aprietes" a abogados encargados de la gestión de estas causas, habría sido el colofón de haber echado por tierra la oportunidad que tenía el municipio de hacerse con esos fondos para el aumento salarial, o el mismo funcionamiento de la comuna.

Una vez conocida la caída de los plazos procesales, se instaló la exasperación en la administración del regatense, que se habría quedado sin una de sus "balas de plata".

Ahora, el municipio se hallaría sin la posibilidad de recuperar judicialmente esos fondos, y tampoco sin el elemento de presión política que pensaba el tassanismo para enfrentar la interna radical. 

La situación habría acarreado una historia posterior que incluye persecuciones a empleados, denuncias penales y un escenario conflictivo a futuro próximo.

 

 

También te puede interesar