Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139702
Cinco años y ocho meses de cárcel

Tragedia de Once: Paolo Menghini celebró la condena a Julio de Vido

Dijo que ahora “Argentina es un país mejor”. El padre de una de las víctimas minimizó la protesta del ex funcionario K.

COR111018-019F01.JPG

Familiares de las víctimas de la Tragedia de Once festejaron el fallo que condenó al ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido y en ese marco Paolo Menghini, padre de Lucas Menghini Rey, sostuvo que a partir de esa sentencia “Argentina es un país mejor”. “Acabamos de vivir una condena absolutamente histórica contra el casi omnipoderoso y todopoderoso ministro de Cristina Fernández de Kirchner. Cinco años y ocho meses por la administración fraudulenta de bienes del Estado y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. Este humilde grupo de familiares, que desde más de 6 años y medio llevamos adelante esta lucha, hemos logrado una condena absolutamente ejemplar”, resaltó Menghini. Tras escuchar el fallo, el padre del joven que fue la última víctima encontrada entre los restos de la formación, señaló también que “lo que queda obviamente será el camino casatorio para que el delito por el que fue absuelto (estrago culposo) pueda ser revisto y corregido por la Cámara de Casaciones”. “Obviamente estamos absolutamente satisfechos, es una lucha que no ha claudicado un solo día. Hoy a De Vido no se lo encarcela porque ya está preso; queda detenido y condenado. Logramos mucho más que todos aquellos que públicamente pregonan contra él. Este humilde grupo de familiares, sin ninguna estructura política y económica detrás, con valentía, con entereza y sin entregarse, hemos conseguido una condena que a partir de hoy quedará en los libros de historia”, agregó. Por su parte, María Luján Rey, madre del joven, subrayó: “A De Vido le faltó la dignidad y valentía que tenemos nosotros. Lo sentamos en el banquillo cuando era diputado. Hoy es un condenado. No está ahí porque es un preso político: es un chivo expiatorio, y eso nos da una tranquilidad, es un corrupto menos suelto”. “Fue con amor a los que quedamos. Nos mataron en vida, nos quitaron seres maravillosos pero no pudieron quitarnos nuestro don de gente, nuestra humanidad”, expresó Rey.s