Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/140862
Audiencia 27ª

Causa Publicidad: "Aparecían como cobradores gente que no conocía de los medios"

El periodista Martín Varela declaró el martes ante el TOP1. También Jorge Zamudio, empleado estatal de carrera que trabajó en Información Pública.

Entre la declaración de Jorge Humberto Zamudio y Martín Alejando Varela se abrió una brecha cronológica. Zamudio -empleado público de carrera- habló de cómo se trabajaba en la Dirección de Información Pública (DIP) entre 2006 y 2007; Varela -periodista radial y televisivo, también empresario de medios- sobre cómo desde fines de 2009 hasta la fecha negocia pauta estatal y cómo lo hacen otros. El 2008 quedó como un punto opaco en la línea temporal trazada por los testigos ante el Tribunal Oral Penal Nº 1 (TOP1): es el año en que había emergido y desplegado la Agencia Corrientes del extinto Hernán González Moreno. Sólo una evocación de Varela: “Me dijo que iba a manejar los contenidos oficialistas”, y un comentario -sin constancia- de Zamudio: “Todos hablaban de que había una empresa, un lugar, una persona que emitía las órdenes de publicidad”. La 27ª audiencia del juicio al ex gobernador Arturo Alejandro Colombi (2005-09) comenzó con el testimonio de Zamudio. Entre julio de 2006 y septiembre de 2007 el susodicho trabajó en la DIP como consejero superior subordinado a Carlos Lezcano, uno de los ocho ex funcionarios enjuiciados junto con Colombi. “Había una carpeta, de la gestión anterior, donde tenían los medios y con base en ella se hacían las órdenes, eran hojas con los nombres de medios con base en los que trabajábamos. No tenía membretes ni estaban firmados. No había monto”, dijo y aclaró: “Nunca Lezcano me dijo que agregue algún medio a la carpeta”. Zamudio, quien lleva 33 años trabajando en organismos del Estado, contó que la pauta oficial se repartía tanto a medios de la Capital como del interior pero variaban el monto del pago por el servicio. “La orden de publicidad surgía de un mandato que le daban al director de Información Pública”, explicó. Según testigo se trataba de un procedimiento verbal impartido a Lezcano desde la Secretaría General de la Gobernación, en ese entonces a cargo de José María Roldán (también imputado), quien disponía el monto a pagar. “Eran cifras de $7.500 o menores, no vi de más cantidad”, aclaró. La fiscalía preguntó al testigo sobre la situación de Lezcano respecto a la empresa periodística Medios del Iberá (del cual, según la acusación era miembro del directorio en simultáneo a ocupar el puesto de director de Información Pública). Zamudio dijo que supo luego -en 2009- del vínculo y que por eso al declarar a fines de ese año había manifestado que le pareció correcto que Lezcano no firmara las órdenes de publicidad de Medios del Iberá. “Yo creo que hizo lo correcto al no firmar y no sentir que beneficiaba a la empresa en la que trabajó. Medios del Iberá era una empresa que estaba en la publicidad pero se la trataba de la misma manera”, dijo Zamudio. Además detalló que el entonces subdirector de la DIP, Antonio Barreto (imputado que fue apartado de la causa por razones de edad y salud), “firmaba las órdenes de publicidad de Medios del Iberá pero otras, aun cuando estaba Lezcano. Era indistinto, para mí Lezcano y Barreto eran los que podían firmar”. “Nunca seguimos los tiempos”, contestó ante el interrogante formulado por el Ministerio Público respecto al caso práctico de una orden de publicidad iniciada el 2 de mayo y que recién tuvo la imputación preventiva del gasto (la reserva del dinero para pagar el servicio de publicidad) tres meses después. “La publicidad se hizo”, aclaró. En segundo término prestó declaración Martín Varela. “Obtuve una lista y me llamaba la atención que aparecía gente que no conocía de los medios”, dijo al recordar que hizo indagaciones respecto a quiénes cobraban pauta oficial entre 2008 y 2009. La nómina fue incluida en la causa anexada a la declaración que dio Varela en el juzgado de Instrucción Nº 3, a cargo del juez Luis Osvaldo Cochia Breard. Además de recordar la charla que mantuvo con González Moreno, donde este le dijo que “iba a manejar el tema con ‘Billy’ Zampa (otro de los imputados, sucesor de Lezcano en la DIP)” Varela mencionó ante la consulta de la defensora oficial Patricia Barbis, patrocinante de Colombi, que también dialogó con Guillermo González del Castillo, quien hizo la denuncia que desató la investigación. “Me dijo que era todo muy escandaloso, él conocía más información que yo”, dijo. Luego Varela, explicó a los jueces y partes las distintas modalidades de publicidad que utiliza en la radio: la tanda tradicional, la publicidad no tradicional (PNT), la compra de espacio exclusivo, el auspicio de apertura y cierre y durante la transmisión de eventos deportivos (como partidos de fútbol de equipos locales). “La hora es exclusiva del comprador puede poner a un presentador para que lea noticias del gobiernos si quiere”, sostuvo el testigo. También deslizó: “Si vos vendés 30 minutos a 100 mil pesos vas a repetir la cotización al Estado, pero este se va a reservar el comprar o no si tiene presupuesto”. El periodista admitió que desde fines 2009 cuando compró una radio, negocia pauta publicitaria (con los gobiernos del Municipio capitalino y de la Provincia) y reveló que en promedio gana un mínimo de $20.000 y como máximo $40.000. También contó que algunas campañas (como prevención del dengue, vacunación o inundaciones) “si se extiende por más de un mes se hacen varias órdenes mensuales. Sin la orden no se emite”, aseguró. Su declaración se vio truncada por el horario, ya que a las 11 uno de los integrantes del TOP 1, el doctor Ariel Azcona, y el fiscal de Cámara, Gustavo Schmitt, tenían otro debate de carácter impostergable por lo que se fijó para el próximo martes 13 la continuación de su testimonial, el cual será el único de esa jornada.s