Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/140866

¿La paridad puede esperar?

Además de la ley nacional, ocho provincias, entre ellas dos vecinas Chaco y Misiones, ya establecieron la paridad de género.

Si los legisladores provinciales no apuran el paso, Corrientes llegará tarde -como otras tantas veces- a la actualización de derechos electorales que ya son una realidad en otros distritos, incluso que ya rigen con fuerza de ley a nivel nacional. Los proyectos para establecer el denominado “voto joven”, es decir para quienes tienen entre 16 y 18 años, y la paridad de género que pone en un plano de igualdad a las mujeres en las listas de cargos electivos, sufrieron un primer trancazo fuerte en la Cámara de Diputados de la Legislatura provincial. Ambas iniciativas han sido impulsada por el gobernador Gustavo Valdés (UCR), sin embargo, el principal obstáculo parece ser la bancada del oficialismo, que ayer desestimó dar ritmo preferencial al tratamiento parlamentario de esos expedientes.

A esta velocidad los proyectos no arribarán al recinto antes de las vacaciones. El viernes 30 de noviembre termina el período ordinario de sesiones, quedan tres semanas, poco tiempo para la parsimonia habitual del Palacio de calle Salta. Para colmo en este caso se vislumbra un desinterés, dentro del oficialismo, que podría oficiar de freno. No hay que perder de vista que salvo un llamado a sesiones extraordinarias, la actividad en la Legislatura se reanuda formalmente el 1 de marzo. Así las cosas, si las leyes de voto joven y paridad de género se sancionan el año que viene, aunque sea dentro del primer trimestre resultará muy difícil su implementación en la próximas elecciones, debido a que la mayoría de los partidos tendrá sus listas de candidatos definidos o en vías de definir por el sistema anterior. Mucho más dificultoso será la aplicación si además -como es usual- la Provincia desdobla la fecha electoral, separando la elección local de la nacional. En 2019 en Corrientes se renuevan cargos legislativos, pero a nivel país se elige presidente y legisladores y en el resto de las provincias gobernador y legisladores. Ocho provincias de la Argentina, entre ellas dos vecinas Chaco y Misiones, ya establecieron por ley la paridad de género. Se aplicará el año que viene. Esto significa que las listas de candidatos a cargos electivos estarán conformadas por partes iguales entre mujeres y hombres: 50% y 50%, con alternancia en el orden. A nivel nacional la ley fue aprobada en el Congreso en noviembre de 2017, en diciembre el Gobierno la reglamentó. La ley lleva el número 27.412 y establece la implementación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales y por el cual en 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50%. La norma modifica, entre otros puntos, el artículo 60 bis del Capítulo III Oficialización de la lista de candidatos, del Código Electoral Nacional. que quedó redactado: “Las listas de candidatos/as que se presenten para la elección de senadores/as nacionales, diputados/as nacionales y parlamentarios/as del Mercosur deben integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde el/la primer/a candidato/a titular hasta el/la último/a candidato/a suplente”. A su vez, la norma incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo. Algunos partidos (por caso el PJ correntino) ya se adecuaron a esta disposición, pero otros todavía remolonean. A semejanza de esta ley nacional en la Cámara de Diputados de la Legislatura correntina se presentaron -desde marzo pasado- diversos proyectos alentando la paridad de género, el último fue el del Poder Ejecutivo -en octubre-, de tal modo que todo hacía prever un avance rápido, pero inesperadamente el propio oficialismo metió un trancazo. s