Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/140894
Juicio en corrientes a “el rey” de la droga y a su hijo

Condenan a un clan narco por tráfico de 7.000 kilos de Cannabis

Compraban la droga en Misiones y la almacenaban en Lomas de Vallejos.

COR091118-023F02.JPG

Habían puesto en marcha una red de narcotráfico al que se asociaron extranjeros y colaboradores para fraguar precintos aduaneros que eran usados para simular el transporte de miles de kilogramos de marihuana, y ayer fueron condenados a penas de 16 y 12 años de prisión en un juicio llevado adelante en el Tribunal Oral Federal de Corrientes. Los cabecillas de la organización son padre e hijo, ambos actualmente apresados y encausados también en Catamarca y Mendoza, provincias donde comercializaban el estupefaciente que compraban en Paraguay. En el debate oral y público realizado en Corrientes los acusaron por el delito de asociación ilícita y por dos hechos de tráfico de marihuana, en los que se incautaron más de 7.000 kilogramos de la droga. En la jornada de ayer los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas dieron a conocer la sentencia condenatoria a Ramón Reinaldo Ramón “El Rey” Romero y a su hijo Eduardo Ramón Romero, quienes habían sido detenidos en 2013 tras un allanamiento realizado en una vivienda que habían alquilado en la localidad de Lomas de Vallejos, a unos 25 kilómetros de la capital correntina. En el juicio intervino el fiscal general ante el Tribunal, Carlos Adolfo Schaefer, y los acusados contaron con la asistencia técnica de los abogados Ricardo Skanata y Rubén Molinari. El juicio se inició el martes pasado con la lectura de la pieza acusatoria, en la que se les imputa la organización del traslado de una carga de seis toneladas de marihuana que había sido incautada en la localidad de Tapebicuá, en mayo de 2013. Ese operativo había dado origen a una investigación que incluyó el despliegue de detectives en la provincia de Misiones y en el interior de Corrientes. Fue así que la banda siguió operando hasta febrero de 2014, cuando se realizó el último allanamiento en el que se descubrió un depósito de drogas en la localidad de Lomas de Vallejos. En esa localidad los sospechosos habían alquilado una casa, donde guardaban un cargamento de 1.026 kilogramos de Cannabis que fueron incautados por la Gendarmería. Pero, según la pieza acusatoria, desde ahí tenían planificado abastecer a los centros de venta de droga al menudeo de localidades vecinas y de la ciudad de Corrientes. El objetivo que habrían tenido era empezar a distribuir unos 200 kilogramos de marihuana en la región.

DaÑo a la sociedad

El representante del Ministerio Público Fiscal, Carlos Schaefer, había pedido en el juicio que Reinaldo Ramón Romero sea condenado a 18 años de prisión y su hijo a 12. Había basado su pedido en el daño que hubiera causado a la sociedad la droga incautada si se hubiese comercializado. En esa tesis, el fiscal recordó que habían incautado 7.000 kilogramos de marihuana y que con esa cantidad podrían haberse abastecido hasta a 14.000 centros de venta al menudeo. Con el cálculo realizado, “son unos 10.000 chicos a los que llegaría esa droga y esto significa un alto impacto en la sociedad, un grave daño a la salud pública”, sostuvo en su alegato el fiscal. Este argumento fue tenido en cuenta por el Tribunal para dictar la sentencia, cuyos fundamentos se conocerán el 23 de noviembre a mediodía en la sala de debates de la calle Pellegrini 999 de la ciudad de Corrientes.

JabÓn verde

El juicio a “El Rey” Romero y a su hijo fue por los delitos de “transporte y almacenamiento de estupefacientes agravados en concurso real por dos hechos en concurso ideal con asociación ilícita”. El hecho que dio origen a la investigación fue el operativo “Jabón Verde”, en el que fueron secuestrados 5.843,900 kilogramos de marihuana, distribuidos en 252 bolsas que eran transportados en un camión con matrícula brasileña que había sido detenido por la Gendarmería Nacional en la Ruta Nacional 14, en la localidad correntina de Tapebicuá. Ese mismo camión había ingresado al país por Paso de los Libres y luego de transitar por la Ruta Nacional 123 se dirigió por la Nacional 12 hasta la provincia de Misiones, donde cargaron la droga. Para camuflar el olor utilizaron bolsas de jabón en polvo, pero al llegar al control vial y al ser interrogado, el chofer del vehículo, de nacionalidad brasileña, expresó que viajaba desde esta provincia hacia la capital de Santa Fe, transportando solamente aluminio. Esto derivó en que se pida la asistencia de un can que detectó la droga.s