Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/142116
PALIATIVO ANTE EL DÉFICIT DE ESPECIALISTAS EN EL INTERIOR

Llegaron médicos venezolanos a Curuzú Cuatiá y gestionan su incorporación

Estiman que aestarán cumpliendo funciones en los centros de salud en90 días, luego de cumplimentar los trámites migratorios y académicos.

COR061218-011F01.JPG

Llegó a Curuzú Cuatiá un contingente de médicos oriundos de Venezuela para iniciar el proceso de incorporación en las instituciones sanitarias de la ciudad, tanto de índole público como dos privadas. La visita fue fugaz y las autoridades acompanaron a los visitantes en una rápida recorrida por el hospital civil, el Centro Oncológico de Curuzú Cuatiá -que está en construcción- y dos sanatorios. Se trata de seis profesionales que iniciarán las tramitaciones necesarias a través de la Provincia de Corrientes.
Ante el grave déficit de especialistas que optan por radicarse en el interior de la provincia, la Dirección de Salud de Curuzú Cuatiá, Ministerio de Salud local y la Nación trabajan en el proyecto para incorporar profesionales con la Asociación de Médicos y Enfermeros Venezolanos, cuyos miembros están radicados en Argentina. El objeto es contar con ellos en el sistema de salud público y privado de Curuzú y a nivel provincial.
En referencia, el viceintendente y director de Salud de Curuzú, Guillermo Morandini, dijo a NORTE de Corrientes: “Ayer llegaron seis médicos a Curuzú Cuatiá, de los cuales tres de ellos son médicos generalistas y tres son pediatras. Vinieron a visitar la localidad y dar una recorrida por las instituciones sanitarias curuzucuatenas, tanto de índole privado como público. Vinieron para coordinar acciones y conocer el lugar, porque hay que hacer los papeles en la Dirección Nacional de Migraciones y la convalidación de los títulos universitarios en el país y la Provincia.
Es un largo proceso. Además nos encontramos con la feria y vacaciones de los organismos públicos, por lo que el trámite no va a llevar menos de tres meses, y tal vez para marzo estén ocupando los lugares oficialmente. A su ubicación la va a decidir el Ministerio de Salud Pública de la Provincia de Corrientes, tanto en los sanatorios privados Curuzú como en el San Roque, de la ciudad. También en el área pública, en el hospital Doctor Fernando Irastorza. En total llegarán 21 médicos venezolanos que viven en Argentina y ya están en Buenos Aires. Incluso, algunos ya tienen el DNI en el país”.
El viceintendente comentó además que la gestión surgió ante “un reclamo permanente por la falta de profesionales médicos de parte de las autoridades del hospital Irastorza, con base a la gran demanda de atención y la escasez de especialistas. Por eso ahora llegaron los médicos venezolanos para poder cubrir estas vacantes. Vinieron a conocer la ciudad y al equipo de trabajo, para ver si se va a poder lograr una adaptación óptima y eficaz”.
Raúl Miquilena: “Desde Venezuela vine buscando una oportunidad”

Uno de los médicos venezolanos que visitó ayer Curuzú Cuatiá es Raúl Miquilena, quien en diálogo con NORTE de Corrientes explicó que es médico generalista de 26 anos y llegó hace seis meses a Buenos Aires. Se recibió como médico en la Universidad del Zulia (LUZ). Así detalló: “Tuvimos un recibimiento muy positivo en Curuzú, nos recibieron con los brazos abiertos y muchas ganas de parte del personal del hospital Irastorza. Conocimos varios lugares, entre ellos el sanatorio Curuzú y el San Roque, el hospital civil y el Centro Oncológico que se está construyendo.
Llegamos seis médicos, que estamos viviendo en Buenos Aires y trabajamos en actividades ajenas a la medicina, hasta el momento. Nos nuclea la Asociación de Médicos Venezolanos que está compuesta por 800 miembros. Para esta oportunidad, hubo 21 personas interesadas en cubrir vacantes en Curuzú. Ahora se va a realizar el trámite a través de la Provincia para ejercer en la ciudad. Esto surgió por un contacto del Ministerio de Salud con la Asociación y por eso concretamos ayer una visita fugaz. Arribamos a las 5 y regresamos a Buenos Aires a las 20. También pudimos ver que el hospital están en muy buenas condiciones y que el Oncológico avanza positivamente. Incluso, el ingeniero encargado de la obra nos acompanó en una parte de la recorrida”.
El joven médico también contó que vino desde Venezuela “por la situación difícil que atraviesa ese país”: “Ejercí en Venezuela un ano como medico e intenté hacer un posgrado, pero me fue imposible debido a serios problemas con la energía, agua, insumos y la gran inseguridad que existe. Entonces, decidí emigrar a Argentina para tratar de lograr una oportunidad y conseguir mi posgrado”.