Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/142628

Desempleo: Corrientes, peor

La medición muestra un fuerte retroceso en el distrito. El año pasado, en el tercer trimestre, 3,4% de la población no tenía trabajo, ahora llegó al 6%.

El índice promedio de desempleo llegó a 9% en el país al final del tercer trimestre del año, lo que representa un incremento de 0,7 décimas respecto a igual período de 2017. Es decir, hay más gente sin trabajo que el año pasado. Sin embargo, en comparación con el segundo trimestre de este año (de abril a junio) la desocupación aflojó un poquito, pues bajó 0,6 décimas. Los especialistas explican estas fluctuaciones, que parecen marcar un contrasentido y en verdad lo son, en la dinámica de la actividad de algunos sectores productivos. Más allá de los detalles, lo concreto es que en sintonía con el cuadro general de recesión económica, la situación del mercado laboral argentino es preocupante y lejos de avizorarse una mejoría, la leve baja del desempleo de un trimestre a otro no constituye un cambio significativo. Por el contrario, las cifras parecen anunciar la consolidación de un núcleo duro del desempleo en el país del orden de los 9 puntos porque además, en paralelo, creció la subocupación y sobre todo la subocupación demandante de empleo.

Los datos fueron divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), que también consigna que al parangonar las mediciones interanuales, el nivel de actividad económica cayó 3,5%, impulsada mayormente por el retroceso de la producción agropecuaria, el consumo y la construcción, entre otros sectores que han sido golpeados por la crisis. Por regiones, el mayor nivel de desocupación se registró en el Gran Buenos Aires, con un nivel de 10,5% de la población; seguido por la zona Pampeana con el 8,8%, en el Noroeste es del 6,6% y en la Patagonia 5,6%. Las regiones con menor nivel de desempleo en el tercer trimestre de este año fueron Cuyo con el 4,7% y el Noreste con un nivel de 4%. Este último indicador comprende a Corrientes que forma parte de la región NEA junto con el Gran Resistencia (Chaco), Formosa y Posadas (Misiones). No obstante, pese a lo halagüeña que puede parecer la cifra de la región NEA, los números de Corrientes son preocupantes. Está cada vez peor, la desocupación ha comenzado a notarse en el distrito y ya ocupa el primer escalón a nivel regional. De acuerdo al informe que difundió ayer el Indec, Corrientes registró en el tercer trimestre de este año un 6% de desempleo, representa un incremento de 1,5% respecto del segundo trimestre de este año. En junio cerró con una tasa de desocupación de 4,5%, siempre según el Indec. Pero además en la comparación interanual, es decir el tercer trimestre de 2017, el desempleo se disparó casi al doble. El año pasado, a esta misma altura, había 3,4% de la población sin trabajo, hoy está en 6%. Claramente hubo un retroceso. Como si esto fuera poco, no sólo creció el número de gente desempleada, también aumentó la cantidad de ocupados que demandan empleo, saltó de 6,5% hace un año a 9,7% de estos días. Este segmento está conformado por trabajadores que tienen un empleo, pero no les alcanza y buscan otro para mejorar sus ingresos, o directamente intentan cambiar de trabajo por algún otro que les ofrezca mejores condiciones. En lo que respecta a subocupación, la medición interanual del Indec marca un crecimiento de un punto y medio. Lo mismo sucede para los subocupados que demandan más empleo, también subió un punto y medio. Los números evidencian un escenario de fragilidad para Corrientes pues de los indicadores oficiales se desprende además que tiene una tasa de actividad deprimida. Es una de las más bajas del país. Y si bien en el ranking nacional de desocupación Corrientes está -3 puntos- por debajo del promedio del país, la marca de 6% es una luz de alarma. Sobre todo porque la cifra prácticamente se duplicó en el transcurso de un año. s