Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143233
SÓlo en las distribuidoras hay controles

En los almacenes barriales la garrafa de 10 kilos cuesta entre $350 y $400

Los comerciantes sostienen que se las dejan a $280 y deben remarcar.

COR050119-006F01.JPG

El Gobierno Nacional autorizó un aumento en el gas que no supera el 35 por ciento, y aunque en Corrientes la suba en las distribuidoras llegó a un 30%, en los almacenes y despensas de los barrios la suba es de entre un 25% y 43%. NORTE de Corrientes recorrió unos 10 barrios donde el valor de la garrafa desde el miércoles se disparó, pasó de costar $280 y $300 a $350 y hasta $400 por tubo de 10 kilos. En las distribuidoras el precio de la garrafa de 10 kilos es de $280 y el envío a domicilio llega a los $350 con el pago en efectivo y $385 con tarjeta de crédito, es decir un 10 por ciento más. Según el subsecretario de Comercio y Defensa del Consumidor, Juan José Ahmar, esta suba está autorizada por Nación y desde la semana próxima controlarán que el incremento en las distribuidoras no supere lo acordado. “El aumento del gas deviene de Nación a través de la Secretaría de Energía. El año pasado fue autorizado y no precisaron cuándo se iba a dar esta suba. Hay un incremento del 30%, ahora en las distribuidoras costará en algunas $280 y en otras $300, antes estaba a $215 y $220”, informó Ahmar. Respecto al control en cuanto a los precios, sostuvo que “lo que hacemos es revisar que ese sea el precio que vendan en las distribuidoras, la reventa o los delivery no podemos manejar, no tenemos competencia para eso. Existe una normativa para ejercer el control exclusivamente en las distribuidoras en las que se debe vender a $300 como monto máximo, ese es el aumento autorizado”, indicó. “Desde diciembre se hablaba de un aumento, no manejamos esto, la semana próxima nuestros inspectores irán a las plantas para controlar, otros comercios como los barriales no podemos porque no tenemos permitido. Hacemos controles periódicos más aún en invierno que es cuando más se vende”, agregó y adelantó que “este malestar se repetirá con la suba de la energía eléctrica, ya que también autorizaron un incremento el año pasado”. En este sentido, señaló que “la única manera de comprar al precio autorizado es en las distribuidoras. Tenemos que remarcar que no somos el organismo competente para controlar las subas. Debería cambiar la relación de mercado, hay un mercado libre, cuyos precios no son controlados. No hay un ente que regule el precio de reventa”, señaló y agregó que “la garrafa social servirá para paliar los costos, ya que esta suba perjudica el bolsillo del que menos tiene”. En este contexto, un comerciante precisó: “En las plantas subieron un 30% el precio del gas en garrafa, me quisieron bajar el miércoles a $300 pero no compré. Ahora estoy sin garrafas para la venta y espero que bajen el costo, porque no vendería a más de $300 a los clientes. Los comerciantes esperábamos la suba de un 30% recién en abril, pero se adelantaron”. “En muchos comercios barriales ya están aplicando el aumento porque las distribuidoras como Amarilla, Total Gas e Hiper Gas ya venden a $280 y $300”, detalló otro comerciante. A la vez, recordó que en octubre también hubo un incremento, pero que luego bajaron el costo. Cabe precisar que la Subsecretaría de Comercio y Defensa del Consumidor puede actuar de oficio o por denuncias de consumidores. En el primer caso, como autoridad de aplicación el organismo imputa faltas a partir de la detección de incumplimientos, que son constatados por los inspectores.s