Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143263
Las dolencias de esta época

Intoxicación y deshidratación, lo más atendido en la Guardia del Vidal

El calor, la poca ingesta de agua y la comida en mal estado provocan malestar. Emergencias atiende a 100 pacientes por día con varios cuadros.

COR060119-014F01.JPG

Debido al intenso calor y la poca ingesta de agua por un lado, y la comida en mal estado por el otro, se colma la Guardia del hospital José Ramón Vidal. En esa área del nosocomio asisten a un promedio de 100 pacientes por día, la mayoría con cuadros de deshidratación e intoxicación. “En Emergencias se atiende a unas 100 personas por día con cualquier tipo de problemas, pero la mayoría viene por deshidratación e intoxicaciones. También en los consultorios se atienden muchos pacientes con estos cuadros”, señaló a NORTE de Corrientes el director del nosocomio, Horacio Sotelo. El médico explicó que la deshidratación se presenta generalmente en personas mayores. “Con el calor excesivo se pierde más líquido del que se toma, a través de la transpiración y la orina, pero no sólo se pierde agua sino también sales minerales”, dijo y agregó que las consecuencias son que “la sangre es más espesa, hay debilidad, taquicardia, la piel se pone seca y caliente” por lo que el paciente debe recibir una hidratación por vena. En tanto, las intoxicaciones se presentan tanto por alimentos en mal estado como por el alto consumo de alcohol y de drogas ilícitas. De acuerdo a los últimos datos brindados, el hospital atendía a unos 15 adolescentes por fin de semana por intoxicación con alcohol o drogas. Los jóvenes tienen entre 17 y 21 años y son llevados a la Guardia por amigos que también se encuentran bajo los efectos de las sustancias. Con respecto a la intoxicación por alimentos en mal estado, el médico señaló que la pérdida de la cadena de frío es la principal causante y que la persona llega con vómitos y diarrea. En el verano suele incrementarse el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos, debido a que por las altas temperaturas y la humedad ambiente aumenta la posibilidad de desarrollo de bacterias si se corta la cadena de frío. Por ello, se recomienda tomar ciertas precauciones, como una correcta higiene de los productos frescos y envasados, controlar la buena conservación de los mismos vigilando la fecha de envasado y vencimiento, así como la temperatura a la que deben ser mantenidos. Respecto a los líquidos, es recomendable tomar no menos de 2 litros a lo largo del día en sus variantes de agua con o sin gas, jugos y licuados naturales de frutas o verduras. Hay que tener en cuenta que la sed se presenta cuando ya existe cierto grado de deshidratación, por lo cual es indispensable anticiparse a la sensación de sed. Ante las altas temperaturas conviene reducir el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína, e infusiones y comidas muy calientes, debido a que suelen poseer alto contenido en sodio.s