Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143421
Objetivo, Maduro

Venezuela insiste en que Estados Unidos impulsa los planes golpistas

Dicen que quieren poner fin a “la Revolución Bolivariana”. Denuncian que se pretende reinstaurar el “Plan Cóndor”.

COR100119-016F01.JPG

El canciller venezolano Jorge Arreaza rechazó las nuevas declaraciones del Consejero de Seguridad Nacional del Gobierno de Estados Unidos, John Bolton, y denunció nuevamente que este dirige “planes golpistas” para derrocar al presidente Nicolás Maduro y poner fin a la revolución bolivariana. “El halcón John Bolton dirige planes para atentar contra el presidente Maduro y promover un golpe de Estado y una dictadura fascista al estilo Plan Cóndor, disfrazándola de ‘restauración de la democracia’. Sus planes se estrellan contra la moral del pueblo libre de Venezuela”, escribió Arreaza anoche en Twitter. El señalamiento del canciller se dio luego de un mensaje de Bolton en la misma red social en la que aplaudió que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos diera a conocer sanciones económicas contra al menos siete individuos y 23 empresas presuntamente ligadas al gobierno venezolano. Entre los sancionados este anacional de Venezuela Claudia Patricia Díaz Guillén y el empresario de televisión Raúl Gorrín, a los que se les acusa de participar en una red de corrupción que logró más de 2.400 millones de dólares con el uso ilícito del sistema cambiario venezolano, que impera desde 2003. Bolton calificó la medida como acertada y positiva para eliminar a “todos los que se benefician y apoyan este régimen ilegítimo”, al tiempo que manifestó que “el régimen de Maduro ha saqueado miles de millones de dólares de las personas de Venezuela para apuntalar su círculo íntimo, el ejército venezolano y sus aliados en La Habana”. Por ello, Arreaza apuntó que el funcionario estadounidense está “obsesionado” con Venezuela, razón por la que acusa al país sudamericano de corrupción, y que “arremete otra vez contra Venezuela y levanta falsas acusaciones y amenazas”.s