Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143477
Baleado en el barrio La Olla

“Jonatan no estaba armado, no tenía forma de defenderse”

La familia del joven herido rechazó la hipótesis instalada por la policía sobre un tiroteo. Junto con un abogado recolecta evidencias a su favor.

COR110119-018F02.JPG

La familia de Jonatan Aquino, el joven del barrio La Olla que dice haber sido baleado por policías, colecta posibles elementos probatorios para reforzar el testimonio del herido y desmentir la versión oficial esgrimida desde la Jefatura de Policía que refiere a un contexto de enfrentamiento armado en el cual se produjo la lesión de arma de fuego. Además tiene previsto intentar reunirse con autoridades del Ministerio de Seguridad. Mientras el estado de salud de Aquino, de 19 años, mejora y ya se encuentra en sala común, pese a haber perdido un riñón, la vesícula y parte del hígado, sus allegados y el abogado que los asesora juntan más evidencias que acrediten que los hechos ocurrieron como el joven relató y no como lo sostuvieron las autoridades de la institución policial. Al respecto este diario supo que cuentan con testigos y material fílmico y fotográfico que esperan poder incluirlo en la causa una vez que se hayan constituido como querella. Además se conoció la identidad del agente que fue sindicado como autor del disparo, detalle que se omite por razones legales, ya que hasta el momento el caso no tiene imputaciones concretas formuladas por autoridades judiciales. No obstante, en su edición de ayer este matutino informó algunos dichos del joven hospitalizado a su entorno familiar. Su versión difiere de la instalada por la fuerza policial. En la escena Aquino es abordado por dos agentes de la División Antiarrebatos (personal de civil) que portando armas de fuego lo amenazan e intentan hacerlo bajar del automóvil Volkswagen Gol en la que se movilizaba. En esas circunstancias uno de ellos se aleja del vehículo y efectúa un disparo en línea recta que atraviesa el baúl, los asientos trasero y delantero para quedar alojada la bala en el cuerpo del joven. “Jonatan no tenía nada, no estaba armado, no tenía forma de defenderse. Incluso cuando inspeccionaron el auto no encontraron nada: ni armas, ni droga, nada”, dijeron desde el círculo cercano del joven. Las manifestaciones se contraponen al relato oficial, dado a los medios radiales por el segundo jefe de la Policía de Corrientes, comisario general Eduardo Acevedo, quien describió una secuencia de balacera en la que el primero en tirar fue Aquino. La única hipótesis con la que cuenta por el momento la Justicia es la brindada por los agentes que participaron en el procedimiento, registrado el lunes alrededor de la 1.30 por avenida Cartagena. Una vez que la familia sea querellante podrá impulsar otra línea investigativa. No obstante, entre las primeras diligencias ordenadas figura el secuestro y peritaje de las armas de fuego que portaban los funcionarios. s