Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143734
Hay 650 efectivos trabajando en las zonas de emergencia

El Ejército rescató del agua a más de 500 familias correntinas

Hace diez días dan asistencia en las comunas más afectadas por las lluvias.

El Ejército Argentino coopera en el auxilio de los inundados en todo el interior provincial, así como en otros distritos afectados de la región Litoral donde tiene apostados a 1.500 efectivos y gran cantidad de equipo. Casi la mitad de ese personal militar está destacado en Corrientes -unos 650 hombres- donde desarrolla una tarea extrordinaria. Se mueven en Empedrado, Mburucuyá, Saladas, San Roque, Mercedes, Goya, Esquina, Paso de los Libres, Perugorría y Curuzú Cuatiá. Hasta el momento evacuaron a 550 familias. “El caso más destacable fue un señor de 94 años del paraje Palmitas, en Perugorría, que implicó una navegación por el río Corriente, y la evacuación de una señora de 93 años en la zona de Mburucuyá”, contó a NORTE de Corrientes el comandante de la primera división del Ejército con base en la ciudad de Curuzú Cuatiá, Miguel Lugand. En la provincia de Corrientes están trabajando: 650 efectivos, con 45 vehículos, 15 botes y 1 helicóptero. En tanto en toda la región Litoral el Ejército ha afectado al operativo: 1.500 hombres, 70 vehículos de uso dual, 15 botes de distintas características, 2 grúas y 3 helicópteros. Lugand explicó: “Se viene realizando un trabajo en equipo con la Nación, la Provincia y el Municipio desde el Batallón de Ingenieros que está en Goya. Los efectivos van y vuelven en forma temporaria, según la orden que nos imparten. Nosotros estamos cumpliendo una misión de cooperación con los inundados y entre las tareas que hacemos incluyen evacuaciones, atención médica y transporte de comidas. Hay lugares que no tienen para comer directamente”, resaltó. Al mismo tiempo destacó: “En los últimos diez años ésta es la peor inundación donde nos tocó asistir, por la cantidad de gente que hubo que evacuar en tan pocas horas. Y porque en los diferentes lugares donde hay problemas se nota mucho la falta de estructura para solventar las inundaciones, por falta de inversión, porque no es tanto la cantidad de agua que cayó. Las estructuras que hay en cada provincia afectada del Litoral no aguantan más. En Corrientes se puede ver que están trabajando para mejorar las estructuras y lo tienen como política de desarrollo hacerlo. Pero en Chaco o Santa Fe se nota que eso no está ni encarado”, enfatizó.s