Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143735
Solidaridad con los afectados en la provincia

Cáritas amplía su red para colaborar con los inundados

Abren todas las parroquias y son 56 centros de recolección. Piden ropas y calzados para niños, alimentos no perecederos y voluntarios.

Cáritas Arquidiocesana está juntando donaciones hace una semana para los inundados de toda la provincia y aseguran que en esta oportunidad, ante la gran cantidad de personas afectadas, trabajarán con 56 parroquias, 36 que pertenecen a Cáritas y 20 que no cuentan con sede de esta entidad pero que pertenecen a la Iglesia católica. En este contexto, la vicedirectora, Lidia Escobar, dijo a NORTE de Corrientes que necesitan voluntarios para juntar donaciones y entregar a las diversas localidades y barrios de la ciudad. Como cada vez que surge algún problema de magnitud, Cáritas Corrientes activa alguna cruzada solidaria en pos de ayudar a quienes más lo necesiten. El último temporal que azotó la provincia no fue la excepción y desde el viernes esta entidad habilitó sus instalaciones para recibir alimentos no perecederos, ropa, calzados para niños, y artículos de higiene. Si bien es usual que logren recolectar donaciones en grandes cantidades, en esta oportunidad, según informó ayer a este medio Lidia Escobar, de Cáritas Corrientes, “lo que estamos recibiendo de donaciones, en comparación con otros tiempos que hemos pasado la misma situación, es poco”. Por ello, desde la entidad afirman que necesitan de la solidaridad de toda la comunidad no sólo en cuanto a las donaciones sino también que se sumen voluntarios a la causa en las diversas parroquias que colaboran con la cruzada. Son 56 parroquias distribuidas en toda la provincia y están trabajando arduamente para recolectar la mayor cantidad de donaciones. Escobar precisó que son más de 20 los pedidos y que la logística ante estos casos se lleva adelante de la siguiente manera: se reciben los pedidos de las diversas comunidades, el grupo de Cáritas separa las ropas y calzados de verano e invierno, y luego controla que los alimentos no perecederos estén aptos para el consumo. Para todo este trabajo, necesitan que se vayan sumando voluntarios en las diversas parroquias, ya que están recibiendo muchas donaciones que deben seleccionar y llevarlas a Cáritas Corrientes. La vicedirectora precisó también que Cáritas seguirá con la actividad solidaria: “Tenemos varios listados de pedidos del interior y de Capital que todavía no podemos cumplimentar, porque es muy poco lo que tenemos”. Asimismo, remarcó que lo más urgente es conseguir ropa, calzados para niños, niñas, como también alimentos no perecederos. Los interesados en colaborar pueden llevar su donación a Yrigoyen 1504, de lunes a sábados de 8.30 a 13, y de lunes a viernes de 17 a 20, o acercarse a las parroquias barriales. s