Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/143738
Estación transformadora en el Berón de Astrada

Energía asegura que los equipos son “amigables” con el medio ambiente

Prometen un espacio verde en el mismo predio. Los vecinos mantienen la negativa a la obra proyectada en Sarmiento y Teniente Ibáñez.

Los vecinos del barrio Berón de Astrada continúan oponiéndose a la instalación de una estación transformadora en las esquinas de avenida Sarmiento y Teniente Ibáñez. La reunión mantenida la semana pasada con funcionarios de la Secretaría de Energía acercó información, pero los temores por las consecuencias que podría acarrear a la salud no cesan. Desde el organismo provincial señalaron que se está replanteando el proyecto, que se realizarán nuevos estudios, y que la futura construcción estará acorde con la línea arquitectónica del barrio. “Se hizo una reunión explicativa para ponerlos en conocimiento. Se les planteó la necesidad de la estación transformadora y el porqué de ese lugar. Los vecinos van a tener un grado de participación importante, pero todavía no hay un proyecto definitivo, sólo se está construyendo el muro para preservar el predio”, comentó a NORTE de Corrientes el titular de la Secretaría de Energía, Arturo Busso. Se utilizarán las denominadas Estaciones Transformadoras Compactas (GIS) cuyos beneficios son, entre otros, menor tamaño, menor necesidad de mantenimiento, ausencia de emisión de ruidos y/o cualquier otra contaminación ambiental y cumplimiento total con reglamentaciones ambientales nacionales e internacionales, según explicó. Durante la reunión que se realizó en el Club Huracán, Busso se valió de gráficos y un power point para explicar de manera pormenorizada lo que significa el proyecto y dejó en claro que actualmente lo único que se lleva a cabo es el mero cerramiento perimetral. Explicó a los vecinos, que será necesario emplazar una ET en la zona teniendo en cuenta el crecimiento de la demanda de energía de la ciudad y que se realizarán estudios de impacto ambiental y social, solicitud de Viabilidad Ambiental por parte de la Autoridad de Aplicación (Icaa) y una audiencia pública. Con respecto a las inquietudes de los vecinos, señaló que “la salud” es la recurrente, pero que la tecnología que se usa “es amigable” con el medio ambiente. “Algunos de los vecinos estaban con un no rotundo, muy cerrados y otros eran más abiertos, pero la tecnología que se está queriendo instalar allí no existe en Corrientes ni en la región. Hay en Córdoba, Rosario y Buenos Aires, en zonas muy pobladas”, detalló. Además, explicó que la construcción del edificio que contendrá a los aparatos se integrará a la línea arquitectónica del barrio. “La gente, cuando piensa en una estación transformadora ve una mole, pero en este caso los cables van a desaparecer porque serán subterráneos y el edificio tendrá la fachada similar a las viviendas o edificios de la zona”. Adelantó que al tratarse de una estación transformadora compacta “ocupa el 30 por ciento del espacio que ocupan las tradicionales”, por lo que en el predio restante se acondicionará un espacio verde, con parquizado y arbolado. “Con la tecnología que vamos a utilizar se necesita menos mantenimiento, tiene una mayor vida útil y más seguridad eléctrica”, señaló Busso. Dijo además que “el proyecto -aunque no hay uno concreto todavía- cambió cuando cambió la tecnología que se planea aplicar. Requiere todo un trabajo de ingeniería y vamos a realizar nuevos estudios de impacto socioambiental y una audiencia pública. Por el momento, sólo se está construyendo el muro”. La información que brindó el funcionario no logró torcer la negativa de algunos vecinos, mientras que otros mantienen cautela. En ese sentido, Busso ratificó que el canal de diálogo con los vecinos se mantendrá abierto en todo el proceso de la obra que se proyecta. “Tendremos más reuniones con los vecinos más adelante, todavía no tenemos los fondos para realizarlo”, finalizó.s