Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/144224

Inflación y cambio de perspectiva

Sandleris (BCRA): "se ha corregido buena parte de los desequilibrios que acarreaba nuestra economía y reducir la inflación es el gran desafío pendiente para el banco central, pero no será tarea de un solo año".

Luego de los resultados desalentadores de 2018 respecto a la inflación, y las estimaciones que desde el Gobierno tenían respecto al índice del año pasado, pulverizados por la devaluación y la mala praxis económica oficial, ahora los analistas del mercado estimaron en enero que la inflación rondará el 29%, con un aumento de 0,3 puntos porcentuales respecto del cálculo que realizaron en diciembre, informó el Banco Central.

A través del organismo oficial (sin mediar conferencias de prensa ni anuncios con pompa ceremoniosa) se difundió su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) correspondientes a enero, donde los analistas mantuvieron su estimación de una caída del 1,2 % del Producto Bruto Interno para este año, un dólar más tranquilo y tasas en baja. Claro está que esta situación está bajo una estricta lupa política, y con muchos cuidados en la difusión por lo ocurrido el año pasado. No sea cosa que la cuestión se torne similar en un año clave para la gestión Macri. Con respecto a la suba de precios minoristas, además de una estimación del 29 % para 2019, los analistas consideraron que la “inflación núcleo”, es decir, la que no tiene factores estacionales ni es regulada por el Gobierno, como las tarifas, alcanzará este año al 27%, 0,3 puntos porcentuales más respecto a la estimación de diciembre. Sin embargo, Los analistas del mercado prevén un sendero decreciente de la inflación general. Sus pronósticos de corto plazo indican una tasa de inflación mensual promedio en torno al 2,5% hasta abril, que luego descendería hasta el 2,2% en mayo y al 2% en el bimestre junio-julio. El titular del Bcra, Guido Sandleris, aseguró: “Se han corregido buena parte de los desequilibrios que acarreaba nuestra economía y reducir la inflación es el gran desafío pendiente para el Banco Central, pero no será tarea de un solo año”. Más allá de las declaraciones, los pronósticos del REM sobre el tipo de cambio nominal descendieron respecto de la encuesta de diciembre. Los analistas esperan que en febrero la divisa se ubique en promedio en $38,3 por dólar, este valor representa un 4,3% menos respecto de la estimación que habían hecho en diciembre, pero además consideraron que llegará a fin de año a $48 por dólar, un 0,7% por debajo de la estimación previa. Por contrapartida, los participantes del REM proyectaron para febrero una tasa promedio de Leliq en pesos del 52,8%, 1,8 puntos porcentuales menos respecto del REM de diciembre, y trazaron un sendero descendente hasta alcanzar 37% en diciembre, lo que implica una merma de 1,1 puntos respecto de la encuesta previa. El (REM) es “un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que habitualmente realizan analistas especializados, locales y extranjeros, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina” que recopila el Banco Central, informó la entidad a través de un comunicado. En el informe publicado ayer se difundieron los resultados del relevamiento realizado entre los días 29 y 31 enero, y se contemplaron los pronósticos de 53 participantes (4 más que en la anterior ocasión), entre los cuales se cuentan 33 consultoras y centros de investigación locales, 13 entidades financieras de Argentina y 7 analistas extranjeros. Mas atado a la realidad, el Banco Central (el Gobierno, en definitiva) busca mostrar una acción alejada del excesivo optimismo, conducta que caracterizó al PRO en los dos primeros años y que le generó múltiples dolores de cabeza. s