Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/144785
Causa Cuadernos

D’Alessio dijo que Stornelli no tiene nada que ver con el pedido de coimas

El detenido está acusado de pedir dinero a un empresario. El monto era de 300.000 dolares. La indagatoria fue el domingo.

COR210219-014F02.JPG

El detenido Marcelo D’Alessio aseguró que Carlos Stornelli “no tiene nada que ver” con el supuesto pedido de 300.000 dólares a un empresario a cambio de que el fiscal federal lo desvinculara de la causa penal conocida como “los cuadernos de la corrupción”. D’Alessio fue denunciado por presunta extorsión por el empresario Pedro Etchebest, a quien le habría pedido el dinero en nombre del fiscal, para que el representante del Ministerio Público lo favoreciera en el sumario que instruye el juez federal Claudio Bonadio. “Stornelli no tiene la más puta idea (sic) de todo esto”, afirmó el imputado ayer, brindada el domingo último, cuando fue indagado en la localidad bonaerense de Dolores por el juez federal Alejo Ramos Padilla, según informaron fuentes judiciales. D’Alessio dijo que le hicieron “una cama”, que fue víctima de “una operación” y aseguró que un “alto directivo” de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) le había encargado que averiguara “de dónde venía la plata” para el pago de “retornos” durante el gobierno anterior, supuesta investigación a la que se refirió como “la ruta inversa del dinero K”. Afirmó que el “alto directivo” de la AFI “recibía copia de todo lo que tenía que ver con el tema Etchebest, yo tenía que reportarle todo”. “Si hacía bien ese trabajo iba a ser director de Asuntos Complejos de la AFI”, expresó D’Alessio y agregó: “No le quise sacar un centavo a ese hombre (Etchebest)”, en contra de la versión brindada por el denunciante sobre la entrega de sumas parciales. D’Alessio, quien se presentó como consultor cuando se le preguntó la profesión, justificó luego la presentación del habeas corpus porque, enfatizó, en una cárcel federal aparecerá “suicidado o muerto”. “Le solicito que me deje ir a mi casa, póngame una tobillera, le estoy contando todo, no soy un extorsionador, solo quiero abrazar a mis hijos”, pidió en reiteradas oportunidades al juez, pero el fiscal general de Dolores, Juan Pablo Curi, presente en el acto, se opuso. “Quiero empezar una vida nueva, me voy a cambiar el nombre cuando todo esto termine”, manifestó D’Alessio, quien a cambio de que lo mandaran a la casa, con custodia de fuerzas de seguridad, había prometido facilitar el código de un teléfono móvil (Samsung Iphone X), incautado en el operativo judicial en su vivienda.s