Peugeot 208, un salto de calidad

Peugeot presentó en Argentina su lanzamiento más importante de los 15 últimos años en el país con un vehículo que representa un gran salto generacional.

Se trata del modelo 208 que desembarca para convertirse en el nuevo referente entre los automóviles compactos, insertándose en la franja alta del segmento B2 Hatchback, aquel que agrupa a los modelos compactos de dos volúmenes, y es hoy la más importante del mercado automotor argentino, con más del 25% del total de patentamientos. 

Peugeot presentó su modelo 208, un salto de calidad sin duda que aumentará la competencia en el segmento B de los autos argentinos y que cuenta con soluciones electrónicas y de seguridad de avanzada.

El Peugeot 208 se estrenó en América Latina a sólo un año y medio de su lanzamiento en Francia. Para su producción regional se designó al centro industrial del Grupo PSA en Porto Real, Río de Janeiro, Brasil, donde el nuevo modelo compacto se fabrica sobre la versión actualizada de la Plataforma 1.

Esta plataforma permite mejorar el peso final, las suspensiones, la posibilidad de utilizar ruedas de diámetro superior y una distancia entre ejes más amplia, además estos elementos favorecen la optimización del comportamiento dinámico del auto. 

El elemento diferencial por excelencia del 208 es la central multimedia Touchscreen que, mediante un pantalla táctil color de 7 pulgadas y resolución en 800 x 480 pixeles, permite acceder y operar diversas funciones.

También representan un beneficio muy importante en el espacio interior del auto, tanto en la habitabilidad para todos los pasajeros, como en la capacidad del baúl, que alcanza 318 litros.

El elemento diferencial por excelencia del 208 es la central multimedia Touchscreen que, mediante un pantalla táctil color de 7 pulgadas y resolución en 800 x 480 píxeles, permite acceder y operar diversas funciones: navegación por GPS, radio, MP3, kit manos libres Bluetooth, función “streaming” de audio, lectura de archivos de música e incluso de imágenes vía puerto USB, conexión Auxiliar y computadora de abordo. 

El diseño trasero está muy bien logrado y luce moderno y también musculoso. Recordando en algo al DS3 de su primo Citroën (sobre todo de atrás). Tal vez sea un efecto buscado por la marca del león.

Como novedad absoluta para Peugeot en la Argentina, el 208 incorpora la motorización naftera codificada como TU4, de 1.5 litros y 90 caballos a 5.500 rpm, y un torque máximo de 132 Nm a 3.000 rpm.

La segunda propuesta mecánica es el motor naftero EC5 de 1.6 litros, ya conocido en la familia del 308, que gracias a su sistema VTi alcanza una potencia máxima de 115 caballos a 5.800 rpm. En este caso, el par motor llega a 152 Nm a 4.000 rpm.

Ambas motorizaciones se encuentran asociadas a una transmisión manual de cinco velocidades. Desde la propia concepción del 208, Peugeot decidió que el puesto de conducción del vehículo debía ser completamente repensado, “lo que implicaba asumir un tremendo desafío”, admite la marca.

“El 208 no supone una evolución, sino que rompe completamente con los códigos establecidos al proponer una nueva ergonomía de conducción, más natural, en beneficio de la facilidad de guiado, de la manejabilidad, de la precisión… y de una relación más íntima con el vehículo”, señala Peugeot.

Esta re-generación ergonómica se apoya en dos aspectos fundamentales: volante de tamaño reducido y posición elevada de la instrumentación. El resultado es una experiencia inédita que se percibe desde el primer instante en que se ingresa al vehículo.

Creemos que es un punto que generará tanto elogios como críticas y cuyo balance dependerá del gusto personal pero, fundamentalmente, de la contextura física de cada conductor, algo clave para poder adaptarse –o no– a la propuesta ergonómica del 208.

Últimas noticias de Suplementos