Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/4507

Murió Oscar Lescano, referente de los “Gordos” de la CGT

El histórico secretario general del sindicato de Luz y Fuerza y referente del sector de ‘los Gordos‘ de la CGT Oscar Lescano murió este lunes a los 80 años en su vivienda del partido bonaerense de San Isidro, a raíz de una enfermedad que lo aquejaba desde hacía tiempo.

BUENOS AIRES, 9 (NA) - Sus restos eran velados en la sede de su sindicato de la calle Defensa al 400, en el barrio de San Telmo, adonde asistieron el titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, y otros dirigentes de esa central que Lescano había abandonado hace pocos meses.

Lescano encabezaba el gremio de Luz y Fuerza desde 1984, cuando se produjo la normalización sindical, luego de la intervención de las organizaciones de los trabajadores por parte de la dictadura militar.

BUENOS AIRES, 9 - El histórico secretario general del sindicato de Luz y Fuerza y referente del sector de “los Gordos” de la CGT, Oscar Lescano, murió a los 80 años a raíz de una enfermedad que lo aquejaba desde hacía tiempo. (NA).

En una entrevista que concedió el año pasado a un matutino porteño, se había definido como “oficialista de todos los gobiernos” y señaló: “Soy peronista, pero fui muy amigo de (Raúl) Alfonsín.

En los últimos años mantuvo un enfrentamiento con Hugo Moyano y motorizó el alejamiento de un grupo de gremios del ala del camionero, lo que derivó el año pasado en la creación de la CGT oficialista, de la que, a su vez, en los últimos meses había tomado distancia en desacuerdo con la idea de mantener una postura cercana a la Casa Rosada sin que eso se estuviese traduciendo en conquistas para los gremios.

Lescano era velado desde las 16.30 en la planta baja de la sede de Luz y Fuerza con la presencia de sus familiares y dirigentes cegetistas, además de una gran cantidad de trabajadores de ese sindicato que armaron una hilera que doblaba en la esquina de la Avenida Belgrano, a fin de ingresar y darle el último adiós al dirigente.

Además de Caló, se acercaron los secretarios generales del Smata, Ricardo Piganelli, de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, el adjunto de la UOM, Juan Belén, además de la jueza federal María Servini de Cubría y el histórico bombista del peronismo El Tula. “El Negro tenía una trayectoria enorme en el sindicalismo. Esta pérdida los compañeros de Luz y Fuerza la van a sentir y la CGT también.

Él siempre bregó por la unidad del movimiento obrero, era una persona extraordinaria y siempre los respeté”, lo recordó Caló al ingresar al velatorio, minutos después de las 19. Pese al enfrentamiento con Moyano, el jefe del gremio de Camioneros reconoció a poco de conocerse el deceso que el líder de Luz y Fuerza “tenía la idea de empezar a dejar de lado las diferencias y unirnos, para que el Gobierno comience a dar respuesta a los reclamos”.

Además, el sindicato de Camioneros envió una corona a la sede gremial, la cual fue colocada a pocos metros del cuerpo del dirigente, que era velado a cajón abierto. Lescano había nacido el 15 de octubre de 1932 en Lomas de Zamora y fue empleado de las empresas de electricidad Italo y Segba.

En 1964, se sumó al sindicato de Luz y Fuerza, donde llegó a secundar a Oscar Smith, histórico dirigente del gremio que desapareció durante la última dictadura. Conocido por su actitud dialoguista, formó parte de los llamados “Gordos” de la CGT, que mantuvieron en general una actitud de diálogo tanto con Alfonsín como con Carlos Menem.

A pesar de su cercanía con el gobierno iniciado en 1989, en una entrevista que concedió en 1993 al diario Página 12, Lescano declaró: “Menem nos va a cagar a todos”. El gremialista no ocultaba su afición por el juego y señaló en entrevistas recientes que le gustaba concurrir a los casinos de Las Vegas. Había sufrido dos infartos, en 1996 y 2000, y su estado de salud era delicado en los últimos meses y falleció a consecuencia de un cáncer que lo aquejaba desde hacía tiempo.