Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/5926
POLÍTICA Y CRIMEN

A 4 años sigue sin dilucidarse el caso González Moreno

En su etapa instructoria el caso quedó caratulado como suicidio. La inducción fue descartada. La causa está paralizada.

En la madrugada del 2 de octubre de 2009 la campaña electoral que enfrentó a los primos hermanos por la gobernación, Arturo y Ricardo Colombi (UCR), llegó a su punto más efervescente. El empresario periodístico Hernán González Moreno fue encontrado muerto en un campo propiedad de su familia, cerca de Goya. Tenía un disparo en la cabeza a la altura de la sien. Antes del desenlace había llamado con su teléfono celular a amigos, funcionarios del gobierno provincial y hasta al propio gobernador de entonces, Arturo Colombi.

 

Al menos en su parte instructoria la causa está cerrada desde aquellos meses de 2009 y caratulada solamente como suicidio, aunque en su momento se habló de suicidio inducido, algo descartado después por la Justicia. González Moreno, de 28 años, estaba separado y tenía dos hijos. Manejó desde mediados de la administración "arturista", todo el aparato comunicacional del gobierno, acción por la cual la Justicia provincial lo seguía de cerca por el otorgamiento de pautas publicitarias y por el cual varios funcionarios están hasta hoy procesados y uno fue detenido a fines de 2009 (ver aparte).

 

De una personalidad excéntrica y avasallante, según quienes los describían, el joven también había denunciado a quien era candidato a gobernador de aquel año, Ricardo Colombi. La demanda penal fue por operaciones inmobiliarias llevadas adelante por el entonces senador provincial en la capital correntina, expediente que hasta hoy sigue en poder de la Justicia Federal sin novedades. El extinto empresario hizo la denuncia ante el Juzgado Federal de Paso de los Libres, que incluye: enriquecimiento ilícito, incumplimiento de los deberes de funcionario público, evasión de impuestos y falsificaciones de documentos. Por el caso hay varios procesados y lo tiene como imputado al recientemente gobernador reelecto, Ricardo Colombi. Dentro del auto del fallecido se encontraron copias de lo que hubiese sido la ampliación de la denuncia que había hecho meses antes el empresario.

 

El 4 de octubre de ese año, Ricardo Colombi ganó la segunda vuelta electoral.

 

Una versión judicial

 

Impacto político en plena campaña

 

"A González Moreno lo indujeron a matarse", había declarado en varios medios de prensa, especialmente nacionales, el fiscal general César Sotelo. Finalmente esa teoría se diluyó con las explicaciones del fiscal de Instrucción goyano, Guillermo Barry: "No encontramos nada que indique o elementos de que hubo inducción", dijo el funcionario judicial a  NORTE de Corrientes   en 2012, al cumplirse el tercer aniversario del hecho. 

 

"A mí me tiraron un muerto". Es lo que reitera hasta hoy Ricardo Colombi cada vez que se lo consulta sobre los ajetreados meses electorales de 2009. Desde el llano y con apoyo kirchnerista enfrentaba a su primo hermano, Arturo, enrolado en el "cobismo" del vicepresidente Julio Cobos tras el conflicto del campo con el gobierno nacional a mediados de 2008. En la primera vuelta electoral hecha el 16 de septiembre de 2009 ganó Arturo, pero no pudo evitar el balotaje donde finalmente cayó ante el 60% de votos obtenidos por Ricardo. En este marco político se produjo la muerte de Hernán González Moreno y en medio de fuertes denuncias sobre hechos de corrupción que espoleaban la administración "arturista". Así, la llamada causa "publicidad" hizo que la Justicia provincial detuviera al entonces director de Información Pública, José Luis Zampa, sólo por unos 30 días. El expediente nunca más se movió y sólo procesaron a varios funcionarios en esa causa, como Carlos Lezcano, también ex director de Información Pública entre varios más. Las apelaciones a esos procesamientos aún siguen en trámite. Los procesados hasta hoy dicen que la causa fue parte de la campaña.s

 

Explicación de Barry en 2012

 

  

El fiscal de Instrucción de Goya, sustituto en 2009, Guillermo Barry, explicó a  NORTE de Corrientes   un año atrás que la causa en etapa instructoria estaba cerrada. "Está concluido todo lo que es la primera parte del expediente, declaraciones testimoniales y todo lo referido a los peritajes".  

 

Ante la hipótesis del suicidio inducido dijo que "eso salió de declaraciones hechas por el entorno del empresario (amigos, familiares)", y con respecto a las comunicaciones hechas por González Moreno momentos previos a su muerte aseguró: "No encontramos nada que indique o elementos de que hubo una inducción". Según las declaraciones de algunos allegados al joven empresario, había dicho que sus hijos y ex esposa eran seguidos mientras viajaban a la Capital Federal vía terrestre y que si no se quitaba la vida iban a ser asesinados en ese trayecto. Barry juró como fiscal efectivo en el cargo el 16 de mayo de 2011.s