Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/615
SÓLO UN MILAGRO PODRÁ SALVAR AL EQUIPO DE BRINDISI

River alcanzó la punta y le dio un paso más hacia la B Nacional a Independiente

>EL MILLONARIO LE GANÓ 2 A 1 AL ROJO, QUE ESTA TARDE PUEDE DESCENDER SI ARGENTINOS SUMA DE A TRES PUNTOS. LOS DE RAMÓN ESTÁN PUNTEROS. EL CORRENTINO JAVIER VELÁZQUEZ ROMPE EN LLANTO TRAS LA DERROTA EN EL MONUMENTAL.

River alcanzó la cima del Torneo Final y dejó a Independiente al borde del abismo, tras superarlo ayer por 2 a 1 en el estadio Monumental, en un partido correspondiente a la decimoséptima fecha.

Juan Manuel Iturbe, a los 20 minutos del primer tiempo, y Manuel Lanzini, a los 17 del segundo, anotaron para el conjunto de Núñez, mientras que Daniel Montenegro, a los 44 del complemento, descontó para la visita.

Con esta victoria, los dirigidos por Ramón Díaz comparten el primer lugar de la tabla de posiciones junto a Newell’s con 32 puntos, pero los rosarinos todavía deben jugar con Unión.

Por su parte, el Rojo dio un nuevo paso en falso que lo dejó en las puertas del primer descenso de su historia, que se concretará si hoy Argentinos Juniors le gana a San Lorenzo.

Jugados 18 minutos, el “Rolfi” Montenegro lanzó un preciso pase-centro al área rival, donde Fredes, en soledad por el tardío achique de la zaga local, logró cabecear, aunque en forma débil y a la manos de Barovero.

Independiente hacía mejor las cosas, pero River no perdonó y en la primera chance que se le presentó abrió el marcador: Vangioni presionó a Fredes en la salida, el balón derivó al área, un rebote favoreció a Iturbe, que logró concretar el 1-0.

El equipo de Avellaneda apenas pudo sorprender con un remate desde un costado de Miranda, que forzó a Barovero a mostrar sus reflejos para evitar la caída de su valla.

El DT de Independiente, Miguel Brindisi, dispuso el ingreso de un delantero para encarar el complemento (Leguizamón por Trejo), pero su equipo perdió la precisión de la primera etapa, y pese a seguir monopolizando la tenencia del balón, era inofensivo en ataque.

Con la visita buscando el empate, River concretó una réplica mortal que dejó al Rojo al borde del nocaut: Kranevitter sacó un pase largo para Iturbe, éste le ganó en la carrera a Morely lanzó un pase al punto del penal, donde Lanzini, con un derechazo, puso el 2-0.

Tras ese gol, se produjeron incidentes en la tribuna visitante, pero llamativamente el árbitro Saúl Laverni no paró el partido.

El premio para el esfuerzo de Independiente llegó tarde, a los 44 minutos por intermedio de Montenegro.