Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/82361
El poder provincial salpicado de sangre

A seis años de un disparo mudo

La causa por la muerte de Hernán González Moreno está planchada. Era la mano derecha de Arturo y el denunciante de Ricardo Colombi.

La extraña muerte de Hernán González Moreno, que puso un broche trágico a una larga y agitada campaña proselitista entre los primos Colombi (UCR) que pugnaban por el poder en Corrientes en 2009, es todavía una causa dominada por los interrogantes, signada por las sospechas. A seis años del tiro que apagó la vida del empresario periodístico, la investigación judicial está planchada. El expediente acumula polvo. Para la dirigencia política correntina es una causa maldita. Involucra directamente a los dos últimos gobernadores, Arturo Alejandro Colombi y su primo Horacio Ricardo Colombi, pero además salpica a unos cuantos actores de primera línea, incluido varios propietarios de medios de comunicación implicados en una causa paralela que se abrió por irregularidades en la distribución de la pauta oficial. Ese expediente también duerme en tribunales. González Moreno, un joven de 28 años de buena posición económica, era el dueño de la Agencia Corrientes, que se encargaba de la distribución de la publicidad del Gobierno. Era la mano derecha de Arturo Colombi que intentaba conservar el poder y en plena campaña había denunciado en la Justicia a Ricardo Colombi por la adquisición de propiedades a través de testaferros. La causa, que le imputa a Hernán Marcelo Laslo ser el prestanombre de Ricardo Colombi, se radicó en el Juzgado Federal de Paso de los Libres y todavía sigue en curso. Una semana después de su denuncia, González Moreno fue encontrado muerto en un campo de Goya, propiedad de su familia. Era jueves 2 de octubre y quedaban 72 horas para el balotaje entre Arturo y Ricardo que definiría el destino del poder provincial. Los allegados del empresario dicen que lo habían amenazado con matar a sus hijos. Ese domingo ganó Ricardo. González Moreno fue enterrado en Buenos Aires y las causas que se abrieron en el fuero provincial se extinguen en las sombras.s