Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/98307
ESCÁNDALO EN EL FUERO FEDERAL: LIBRES EN EL OJO DE LA TORMENTA

El Juzgado Federal donde está la causa de Colombi era espiado desde febrero

Hubo más de 30 mil incursiones ci­bernéticas. No saben en dónde se originaban. Los espías tenían acceso hasta a las cámaras de seguridad.

 

Se registraron 33.300 “ac­cesos remotos”. Con ese nombre técnico se definió el hackeo a todo el sistema in­formático del Juzgado Fede­ral de Instrucción en Paso de los Libres. Un hecho históri­co, toda una sede judicial bajo ojos y oídos desconoci­dos. El espionaje puede ser externo o interno. Es decir, puede ser generado desde afuera del Estado o desde adentro mismo por fuerzas paralelas a las legales. Los ciber intrusos tuvieron acce­so hasta las cámaras de se­guridad de la sede judicial, el trabajo de espionaje que no se sabe de dónde y quién lo ejecutaba, se hacía al menos desde febrero pasado. No se trata de una jurisdicción cualquiera, en el juzgado espiado se tramitan cente­nares de causas por narco­tráfico, trata de personas, contrabando y desde 2008 alberga una causa penal que involucra directamente al gobernador de la Provincia, Ricardo Colombi (UCR), en una sospechosa operación inmobiliaria. Ayer, la jueza Cristina Pozzer Penzo, quien es subrogante en el juzgado espiado, fue contundente al describir lo que podían ha­cer a través del “acceso re­moto”. La magistrada que es jueza natural de Goya dijo: “Podían modificar el con­tenido de los expedientes o falsificar sus contenidos”. Sobre si la causa de Colom­bi podría estar involucrada en semejante espionaje, no descartó nada: “Puede ser cualquier causa, no lo sabe­mos y ahora las computado­ras irán a Buenos Aires para ser analizadas por expertos informáticos de Gendarme­ría”.

Paso de los Libres es una ciudad agitada, sobre todo en el fuero federal. Ayer se le aceptó la renuncia a quien era fiscal federal del juz­gado espiado, Benito Pont (ver página 25), quien está sospechado de ser parte de organizaciones dedicadas a la trata de personas, y vaya ironía, hoy podría definirse quién sería el juez natural de dicho distrito ya que el Se­nado nacional debe tratar el pliego de su postulante que también posee antecedentes penales (ver aparte).

“El sistema de compu­tación que tiene puede ser monitoreado desde afuera del propio juzgado, es decir que les espiaban sus compu­tadoras desde unos contro­les remotos informáticos”, fue la descripción del titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo. El funcionario se encuentra en Libres desde el pasado lunes haciendo auditorías en la fiscalía que era ocu­pada por Pont, los primeros resultados mostrarían hasta un irregular uso de los vehí­culos oficiales de la fiscalía en cuestión.

Otro dato revelado por la jueza es que cuando no ocupaban el sistema infor­mático del juzgado, “tenía­mos resultados positivos en allanamientos y otros tipos de procedimientos”. Increí­ble, el relato de Pozzer Pen­zo es igual al de un guión de un filme de espionaje. Algo sostenido luego por Colom­bo. “Cuando la jueza corta ese sistema informático, le empiezan a dar positivos un montón de procedimientos y allanamientos que se ha­cían con relación a otros ca­sos”, precisó el funcionario nacional. s

Los delitos que se le imputan al goberna­dor Ricardo Colombi en la causa

34020343/2009: enriquecimiento ilíci­to, incumplimiento de deberes de funciona­rio público, asociación ilícita, infracción a la Ley Penal Tributaria, abuso de autoridad y evasión tributaria agravada. La denuncia la hizo el empresario periodístico Hernán González Moreno, encontrado muerto con un disparo en la cabeza en 2009. El he­cho se caratuló como suicidio.