Editorial

Un apósito para una sangría

La venta de autos de alta gama representa, aun con récord sectorial, apenas el 6 por ciento del total del mercado. Insignificante para tamaño agujero por donde fugan dólares a diario.

0

El diálogo tan necesario

Expuesto Capitanich a las labores no deseadas por otros funcionarios, incluso la misma Presi­denta, comenzaría así el proceso de reconci­liación con dirigentes opositores que tienen poder de decisión.

 

0

El precio de los alimentos

Los ejemplos son cada vez más. Desde la carne, al más reciente del trigo y de la harina, se podrían mencionar al menos me­dia docena de alimentos básicos que van pasando por las mismas circuns­tancias, y con los mismos nefastos resultados.

 

0

Jubileo más impuestazo

Mientras las deudas se congelaban, Provincia y Municipio gozaron del excepcional derrame de fondos federales que les permitió desenvol­verse sin contratiempos financieros.

 

0

Cosa de sátrapas

No es exagerado concluir que casi todos los actores de la política -en mayor o menor medida- se ajustan a la calificación de sátrapas. Hay muchos personajes a los que les cuadra el baldón.

0

El escenario de las tribulaciones

En su primer día Capitanich y Kicillof atendieron a la prensa. No dijeron nada fuera del libreto, pero ya es una definición: la Presidenta se dedicará a los discursos y puso a ministros que hablen.

0

Los peores entre los mejores

Corrientes es la más floja de la NEA, mide 4,5 por ciento de desocupa­ción. Al lado del 1,7 por ciento de Formosa o el 1,4 por ciento de Posa­das, la tasa correntina es una mala nota.

 

0

¿Cambios o solamente un enroque?

Los relevos que produjo la Presidenta -incluida la salida de Moreno- apuntan a remozar el equipo económico. Un área que hasta el presente ha sido insensible a la temperatura social.

0

Drogas: la urgencia adolescente

La tarea resulta ciclópea, loable y con un profundo compromiso. Pero no alcanza. Nada resulta suficiente si la solución no se encara desde el mismo Estado, y con el compromiso pleno de la ciudadanía.

0

El peligroso camino narco

Hoy los jefes narcos viven en countries importantes del gran Buenos Aires, Córdoba y Rosario, lugares preferidos como centros de control de su accionar en América Latina, y la proyección de sus negocios a Europa, principalmente.

0