Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/115082

Reproches por “falta de autocrítica”: la oposición cargó contra el discurso

Carteles con distintas referencias sobre temas polémicos fueron expuestos por los legisladores del Frente para la Victoria.

La oposición criticó duramente el mensaje del presidente Mauricio Macri ante la asamblea legislativa, al tildarlo de “marketinero” y cargado de una “enorme dosis de voluntarismo” respecto de las proyecciones de la economía, en tanto que cuestionó la “falta total de autocrítica”. El senador del PJ-Frente para la Victoria, Juan Manuel Abal Medina, definió el discurso como “marketinero”, más cercano al formato de “spot de campaña” que a un relato genuino sobre el estado de situación del país y la hoja de ruta en materia parlamentaria que tiene proyectado el Poder Ejecutivo. “Fue un discurso pobre, más marketinero que de política. No dio ningún dato concreto y objetivo de que la economía estuviera levantándose. En algunos tramos parecía un spot de campaña, un discurso para un lanzamiento de una cuestión electoral. Hablaba más desde ese lugar que el de un presidente rindiendo cuentas al Congreso. La mejor prueba de eso es que hablaba de reactivación de la economía, pero no pudo dar un solo dato para apoyarla”, argumentó el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner. Su jefe de bancada en la Cámara alta, Miguel Pichetto, resaltó que el “problema central” que acusó el discurso presidencial fue la incomprensión respecto a “los cambios que se vienen dando en el mundo” y que lo llevaron a insistir con la globalización, solapando la importancia de proteger la industria nacional. Tras criticar las políticas económicas del programa de Gobierno de Cambiemos, como el aumento de las tarifas de los servicios públicos y el incremento de la cantidad de importaciones (y señalar las consecuencias en el nivel de empleo y el poder adquisitivo) Pichetto concluyó que “al discurso le faltó consistencia y una visión institucional más fuerte”. Uno de los más acérrimos críticos fue el ex ministro de Economía y actual diputado nacional del Frente para la Victoria, Axel Kicillof, quien se declaró “decepcionado” y “preocupado” tras escuchar los conceptos vertidos por Macri en el recinto del Congreso, ya que a su entender omitió dar explicaciones sobre los casos de corrupción que en las últimas semanas lo salpicaron, y sobre el cuadro económico del país. “Estoy muy decepcionado. No habló del tema del Correo, de las coimas de Odebrecht ni de Avianca. Macri debería hablar de algo de lo que va a hacer. Parece que va a seguir con esta política económica. Esta convencido de que hay que bajarle los salarios a la gente”, protestó en declaraciones a la prensa en el salón de Pasos Perdidos. El economista de La Cámpora minimizó los anuncios del jefe de Estado en relación a la regulación de casos donde se planteen posibles conflictos de intereses, al sostener que dichos proyectos “llegan un poquito tarde”, con varios escándalos que “ya están en la Justicia”. Y agregó: “Al discurso le faltó explicar la situación de la industria, el salario, que va a hacer con la deuda, si va a seguir tomando al ritmo del año pasado. Están cerrando fabricas todos los días y no habló de eso. Me voy preocupado”. Por el Frente Renovador, Felipe Solá se mostró muy crítico al sostener que hubo “una enorme dosis de voluntarismo y sobre todo de autoelogio” en el discurso de Macri, a quien acusó de pecar de “soberbia”. Para el ex gobernador bonaerense, “el Presidente no está viviendo en el país que contó” a la asamblea legislativa, y le reprochó la falta de “autocrítica de los errores” cometidos durante la gestión. “Le faltó mucha más autocrítica de los errores. Si quiere cerrar la brecha le faltó decir cuáles habían sido esos errores, porque eso empieza a cerrar la brecha”, reflexionó. El jefe del bloque Justicialista de Diputados, Oscar Romero, coincidió con el diagnóstico al sostener que el discurso estuvo cargado de voluntarismo y poca política.s