Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174199
SEGUNDO AÑO SIN CORSOS

Curuzú Cuatiá suspendió los carnavales al igual que otras cinco localidades

El número de contagios y la cantidad de personas aisladas por covid- 19 llevó a las comparsas y a la municipalidad a desistir de la idea.

La localidad de Curuzú Cuatiá, al igual que otras cinco de la provincia de Corrientes, suspendió la edición 2022 de los carnavales correntinos. "Fue una decisión unánime entre los dirigentes de las comparsas y las autoridades del Ejecutivo Municipal", dijo a NORTE de Corrientes, la directora de Cultura y Turismo de la ciudad, Virginia Aguirre Talamona. 
La situación epidemiológica actual por la covid-19 a la que se enfrenta la sucursal del cielo, los llevó a tomar esta decisión que "seguramente enojará a algunos comparseros que se estaban preparando con todo para salir al escenario los primeros días de febrero, pero este es un momento de ser empáticos", dijo la funcionaria municipal. 
"Hoy la ciudad tiene más de 700 casos activos de covid-19 y más de 2.000 curuzucuateños están aislados. En este marco de situación no podemos olvidar que tenemos 6 personas internadas en el Hospital de Campaña y que hasta el momento fueron 61 vecinos de la ciudad que fallecieron por este virus que, para ser sinceros, nadie sabe cómo va a evolucionar. Por ende, consideramos que era el momento oportuno para tomar una decisión y así fue", explicó Virginia Aguirre. 
El hecho de que Curuzú Cuatiá haya decidido, un mes antes del inicio de la primera noche de desfile, la suspensión de la fiesta, tiene que ver además con el costo que significa el armado de la infraestructura para que las comparsas salgan al corsódromo. "La semana que viene teníamos que recibir el cargamento para el armado de las tribunas y la verdad es un costo muy elevado para la ciudad como para confirmarlo hoy y mañana tener que tomar otra decisión. Por eso era el momento de decir si el carnaval se hacía o no, y se decidió por la negativa", precisó la funcionaria quien además dijo que de la reunión participaron los organizadores y referentes de la empresa Alma producciones.
 Cabe mencionar que los dirigentes de las comparsas manifestaron que, si bien tienen todos los atuendos y elementos para salir y competir, comprenden la situación de pandemia y apuestan a reservarlos para cuando la salud de todos esté preservada. El jueves pasado rubricaron el acta para darle la formalidad pertinente a este acto. "Desde el Municipio las autoridades destacaron esta acción de las agrupaciones carnestolendas digna de imitar, que hicieron el gran sacrificio de dejar de lado su apego y pasión por esta actividad en pos del bien común y la salud de todos".
De todas maneras, el carnaval no pasará desapercibido porque la idea es juntarse con los dirigentes de comparsas y diagramar distintas acciones de manera conjunta con el Municipio para celebrar al Rey de la Burla. "Lo vamos a hacer presencial y virtual, utilizando la tecnología y todo lo aprendido el año pasado cuando tuvimos una fiesta 100% virtual", explicó la directora del área.
Virginia Aguirre Talamona comentó también que entiende que hay fiestas que se realizarán en la provincia, como es la del Chamamé que inició anoche en la Capital correntina, "pero hay diferencias. Es una fiesta en la que trabajan de manera conjunta la Provincia, el Instituto de Cultura y la Municipalidad, por lo que el cumplimiento de los protocolos vigentes para el momento de pandemia que vivimos debería estar garantizado. Cuando pensamos en nuestros carnavales debo decir que no tenemos la infraestructura como parar implementar todos los cuidados pertinentes y tampoco podemos sobresaturar al sistema de salud que desde hace dos años hace frente a esta pandemia casi sin descanso", aclaró.
Para finalizar, la funcionaria detalló que de todas maneras continuarán trabajando con las comparsas como lo vienen haciendo hasta hoy, para que en 2023, si todo está en condiciones, Curuzú Cuatiá pueda tener una fiesta con todo el brillo y la excelencia a la que están acostumbrados tanto los vecinos como los visitantes de la ciudad.