Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/176779
BARRIO 17 DE AGOSTO 

Ciudadanos atraparon a 2 ladrones tras un robo a 300 metros de una comisaría 

Los delincuentes robaron el celular a una mujer. Transeúntes y vecinos los siguieron y lograron reducirlos. La policía llegó momentos después. 

Un grupo de civiles inter­vino en un robo y logró atra­par a los dos delincuentes implicados en el hecho de inseguridad, ocurrido a es­casos metros de la seccional del barrio 17 de Agosto de la ciudad de Corrientes. Los sindicados arrebatadores fueron entregados a la Poli­cía, que procedió a su deten­ción y traslado. El accionar se suma a otros sucesos de este tipo, que se han vuelto habitual en varios sectores de la Capital y por lo común recibe la denominación de "vecinos justicieros" en un contexto de acostumbra­miento general luego de un notorio repunte del nivel de delictividad con la fina­lización de toda restricción vinculado a la pandemia por coronavirus, excepto el barbijo que inclusive resul­ta útil a fines no previstos como el expolio de bienes ajenos. 

La información obtenida ayer por fuentes policiales refieren que la comisaría 18va tomó intervención en un presunto robo ocurrido en la noche del lunes luego de ser alertados vía telefó­nica por el sistema de emer­gencia 911, que daba cuenta de que a unos 300 metros de dicha dependencia, en la esquina de las avenidas Cazadores Correntinos y Milán, se había registrado momentos antes una es­caramuza en la que media docena de hombres esta­ban reteniendo en el suelo a otros dos, sindicados éstos últimos como ladrones. Un móvil se dirigió hasta el lu­gar y al llegar constató que en la intersección se estaba produciendo un tumulto por lo que descendieron la patrulla y se entrevistaron con uno de los ciudadanos, quien daba cuenta de lo acontecido en los minutos anteriores. 

Un vocero policial relató luego de las primeras ave­riguaciones, los efectivos a cargo del procedimiento pu­dieron constatar que "sien­do las 20 en inmediaciones de la calle Turín a la altura del 2100, en la vía pública, una mujer, de 22 años, ha­bría sido sorprendida por dos personas desconocidas que se movilizaban en una motocicleta y quienes uti­lizando la modalidad del arrebato, le habrían sustraí­do su celular". La situación delictiva fue advertida por transeúntes y vecinos de entre los cuales algunos de­cidieron seguir también en motos a los asaltantes en su huida por Cazadores en sentido Este-Oeste y al lle­gar al primer semáforo, pese a las maniobras evasivas de los delincuentes, lograron interponer sus vehículos a los de éstos, impidiendo la continuidad y su huida y an­tes de que pudieran intentar correr fueron rodeados por otros, quienes comenzaron a aporrearlos hasta hacerlos bajar y tirarlos al piso don­de continuaron ejerciendo violencia para retenerlos mientras comenzaron las llamadas al 911, que también por su sistema de cámaras de vigilancia (hay un domo ubicado en ese cruce) corro­boró lo que estaba pasando. 

El destacamento, cuya sede es por Turín al 1800, envió su móvil y luego de re­correr pocas cuadras se topó con la escena de "justicia por mano propia" y ante un ex­ceso para con los acusados, se hicieron cargo del arresto poniendo a resguardo la in­tegridad física de estos. Los informantes, si bien no brin­daron las identidades de los aprehendidos, precisaron que se trata de dos adultos, de 27 y el 30 años. Además se procedió al secuestro del rodado en el que se movili­zaban, una Honda Torna­do 125. No obstante, de los datos oficiales no surge que como resultado de la acción conjunta de uniformados y civiles se haya conseguido recuperar el teléfono roba­do, al menos fue consigna­do como decomisado en las actuaciones llevadas a cabo por la citada dependencia.s