Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/179145

En River, el "Muñeco" Gallardo calificó de  un golpe anímico muy duro para el equipo

El entrenador de River Plate Marcelo Ga­llardo reconoció que la derrota en cancha de Boca "es un golpe anímico duro" y que la recuperación del mismo "depende ahora del equipo".

Rodrigo Aliendro tuvo que salir cuando pro­mediaba el segundo tiempo del superclásico en La Bombonera. El jugador millonario recibió un golpe de Varela en la disputa del balón, rápi­damente se e inflamó todo el rostro y Marcelo Gallardo, más allá de que el jugador quería con­tinuar, decidió sacarlo. Luego se confirmó que el mediocampista tuvo una fractura en el malar derecho. Lo cierto es que quedará marginado para el resto de la temporada. 

"Este fue un partido anímico y dependerá de nosotros levantarnos. Pero tenemos que hacerlo enseguida. El miércoles tenemos el partido con Banfield en casa y allí se verá si nos recuperamos", le confesó Gallardo a los medios que lo esperaban a la salida de La Bombonera luego de la caída por la mínima ante los boquenses, que con esta victoria se prenden a la pelea por el título en la Liga Profesional de Fútbol. 

"El de hoy fue un partido chato de los dos. Nuestro plan de juego era el que utili­zamos en el primer tiempo, con los dos la­terales avanzados y teniendo salida desde el fondo (utilizó línea de tres). Pero en el se­gundo pensaba hacer cambios. Y el detalle de la derrota estuvo en un detalle (el gol de cabeza de Darío Benedetto en un córner)", explicó.

Gallardo sostuvo que justamente "después del gol de ellos quedó en el debe no haber salido a buscar el empate".

"Pero siempre uno se puede equivocar con los planteos. Nosotros hicimos poco y Boca también. Ese es el análisis del partido, Des­pués te queda la bronca de haber perdido y no haber jugado como queríamos. Este siste­ma con el que salimos lo entreno todo el año y no solamente para un partido. A veces sale y otras, como hoy, no sale", admitió.

"Pero atención que el partido lo perdimos en el segundo tiempo, cuando estábamos con línea de cuatro. Ahí llegó el gol de Boca. Este partido es anímico y es un golpe duro. Dependerá de nosotros salir adelante", in­sistió el "Muñeco" en la despedida del diálo­go con la prensa a las apuradas.

Por otro lado, una nueva edición del su­perclásico en La Bombonera no tuvo un recibimiento más, sino que fue uno de los más especiales de los últimos años. Además del estadio repleto y del aliento de todos los fanáticos del Xeneize que colmaron de pa­pelitos la cancha, Marcelo Gallardo se con­virtió en uno de los protagonistas: pisó una enorme bandera que estaba desplegada en el campo.

Al Muñeco le habían pedido que rodee una enorme bandera que fue desplegada en el césped de La Bombonera y decía "el único grande". Sin embargo, poco le importó al DT de River y antes de tener que caminar pega­do a toda la tribuna de Boca, prefirió acortar camino por sobre la bandera y así saludar a Hugo Ibarra. Esto enfureció a los hinchas del Xeneize, quienes lo consideraron una falta de respeto.

Cabe señalar que Gallardo dirigió técni­camente a River en 34 superclásicos ante el Xeneize, donde ganó 13, empató 11 y perdió 10. s

Temas en esta nota

River Plate