Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/179442
PLAN DEL GOBIERNO PARA LLEGAR A FIN DE AÑO 

Más recortes de gastos en Educación, Salud y Transporte: $130.000 millones 

La mayor poda la sufrirá la Tesore­ría y por extensión las provincias que tendrán una caja más delgada a donde acudir. 

La aceleración de la tasa de inflación, de un ritmo inicial de 50% anual en ene­ro, a 78% en agosto y que se proyecta a las pautas del Pre­supuesto de Gastos y Recur­sos para 2023 en 95% para diciembre próximo, arrastra inexorablemente el aumento de las partidas vigentes para el resto del 2022, en particu­lar en las áreas que ajustan con rezago trimestral por la variación del Índice de Pre­cios al Consumidor del Indec (IPC) y de los recursos de la Anses, como es el caso del "gasto social". 

Se estima que a través de Decisiones Administrativas de la Jefatura de Gabinete de Ministros y del ministro de Economía, o bien por medio de un decreto de centenares de páginas como ha ocurrido casi ininterrumpidamente en el último trimestre del año, se dispondrá una am­pliación neta del gasto pú­blico en $480.000 millones, con subas y bajas en el des­agregado por principales ju­risdicciones. 

Entre los ministerios que se prevé acusarán recortes nominales una vez más, como ocurriera en agosto último, se destacan los de Educación con $45.336 mi­llones; Salud, $44.302 millo­nes; y Transporte, $40.000 millones, aunque la mayor poda la sufrirá la Tesorería con $63.970 millones, y por extensión las provincias que tendrán una caja más delga­da a donde acudir para reci­bir transferencias. 

En menor medida se ad­vierten otras disminuciones en las autorizaciones a gastar respecto del total asignado que hasta el 16 de septiem­bre registra la Oficina de Pre­supuesto de la Secretaría de Hacienda a cargo del histó­rico en el área, Raúl Rigo; en Desarrollo Territorial y Hábi­tat $24.514 millones; Obras Públicas $11.091 millones; Turismo y Deportes $5.000 millones; y Cultura $3.000 millones. 

Por el contrario, la infla­ción forzará ampliar la par­tida principalmente para el pago de las jubilaciones y pensiones con el próximo in­cremento que surja de la Ley de Movilidad previsional. 

En segundo lugar, se proyecta un aumento de $142.192 millones en la par­tida para servicio de la deu­da pública (pago de intere­ses) indexada por inflación y por la variación cada mes más alta del tipo de cambio oficial (bonos dólar linked), pese a las restructuraciones que postergaron vencimien­tos para el año próximo. 

También por ajustes en jubilaciones y de los salarios se asume que se elevará en $85.156 millones el crédito para el Ministerio de Segu­ridad; y en $16.193 millones para el de Defensa. En tanto, se incrementará en $40.241 millones la partida para Presidencia de la Nación, y en menor medida aparecen: $7.198 millones para la Jefa­tura de Gabinete de Minis­tros; y $6.295 millones para el Ministerio Público; entre otros. 

Cabe observar que, en la decisión de asumir nue­vos recortes de los crédi­tos presupuestarios habría gravitado el análisis de la subejecución hasta el mo­mento de la presentación del Mensaje a Diputados para su tratamiento en las próximas semanas de las partidas en proporción del tiempo transcurrido desde el inicio de 2022, aproxima­damente 72%, por parte de cada Ministerio: Educación 11,4% (usó 60,4%); Salud 14,7% (57,1%); Transporte 13,2% (58,6); Obras Públicas 14% (57,8%); Cultura 16% (55,8%), Obligaciones a car­go del Tesoro 21,1% (50,7%); entre otros. 

Pero no se trata de una condición excluyente la subutilización del Presu­puesto, porque, por el con­trario, pese a la austeridad mostrada hasta el presente se proponen refuerzos sig­nificativos en diversas juris­dicciones de la administra­ción central. Son los casos de Jefatura de Ministros 25,7% (46,1%); Presidencia de la Nación 9,5% (62,3%); Trabajo 5,9% (65,9%); y De­fensa 6% (65,8%); principal­mente. 

De concretarse esos ajus­tes en lo que resta del año, el Presupuesto 2023 planifica un crecimiento del total de gastos en valores nomina­les del 71,2%. Pero, si por el contrario, el jefe de Gabinete de Ministros junto al minis­tro de Economía no ejercen la facultad delegada por el Congreso para aumentar y reasignar nuevas partidas -"siempre que cuenten con las fuentes de financiamien­to, a través del crédito o in­cremento de los recursos"-, la suba nominal de las ero­gaciones se eleva a 76,2 por ciento. 

Se proyectan mayores recursos para la Seguridad Social ($16.612 millones).