Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/129279
CRIMINALIDAD TRASNACIONAL

Corrientes: el refugio de “lobos solitarios” de carteles brasileros

Según publicó ayer La Nación, la pro­vincia es uno de los sitios donde se detectó actividad de células de dos afamadas organizaciones.

COR300118-021F02.JPG

“Informes de la Gendar­mería y datos aportados por investigadores judiciales confirmaron que movimien­tos de células del PCC y del Comando Vermelho fueron observados en Misiones y Corrientes”. La frase es par­te de una nota publicada ayer en el diario porteño La Nación, y firmada por el pe­riodista Germán de los San­tos. Según esa información, nuestra provincia es uno de los puntos activos en que operan criminales vincu­lados a los organizaciones criminales más afamadas y poderosas de Brasil, con un cuasi monopolio del tráfico de cocaína vía Paraguay.
De los Santos escribió: “Empezaron a verse lobos solitarios del PCC y del Co­mando Vermelho en Co­rrientes y Misiones, dos provincias limítrofes con Paraguay, donde estas or­ganizaciones mueven cada vez más los hilos del nar­cotráfico, con epicentro en Pedro Juan Caballero, que además de ser la zona núcleo de producción de marihuana -ese país es el principal productor mun­dial de Cannabis- se trans­formó en un área logística de cocaína con dominio de esas dos bandas brasi­leñas, algo que se aprecia en la violencia que derraman en el departamento de Amam­bay”.
El periodista menciona dos casos que tuvieron a Corrientes como escenario: el operativo Ciervo Blanco y la captura de Néstor Ariel Palma. El primero suceso, registrado en 2015 en estan­cias de Santo Tomé, permitió desarticular una organiza­ción narco que contraban­deaba cocaína desde Perú y Bolivia a Brasil y Buenos Aires, mediante avionetas que aterrizaban en estancias alquiladas en Santo Tomé. La organización estaba en­cabezada por los brasileros Paulo Seco y Marino Divaldo Pinto Braum, actualmente detenidos. El último de ellos fue el encargado de conse­guir las estancias mediante un arrendamiento conveni­do con su propietaria, Hilda Calabrese. “En abril pasado 11 miembros de esta banda fueron condenados a penas de entre 5 y 20 años de pri­sión. El Estado se quedó con las dos estancias de unas 12.000 hectáreas”, recuerda la nota.
El otro “lobo solitario” es Palma, sindicado como fi­nancista del Primer Coman­do Capital, banda criminal que robó 11.720.255 dólares durante un atraco a la em­presa Prosegur, en Ciudad del Este, Paraguay. Palma fue capturado en un hospedaje en Ituzaingó, de ahí trasla­dado a Corrientes para su extradición. s
El periodista Germán de los Santos sostiene que hay presencia del Primer Comando Capital y del Comando Vermelho.