Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/143494
En la zona rural de PerugorrÍa

Nuevo éxodo en el paraje Paso Tala: se llevaron como pudieron la hacienda

Unas 165 personas escaparon del agua. Hoy sigue el rescate de familias.

COR120119-008F02.JPG

Desesperación, desolación, preocupación, temor e incertidumbre, sentimientos encontrados que atraviesan por estas horas los habitantes de la ciudad de Perugorría, en el departamento de Curuzú Cuatiá. La emergencia hídrica que afecta a esa parte de la provincia, es grave. La crecida del río Corriente y el desborde de arroyos debido a las copiosas lluvias desde hace cuatro días, anegó a toda la localidad poniendo en riesgo el desborde de una represa arrocera en la zona. En la localidad ya hay unas 165 personas evacuadas y un sinnúmero de aislados por el agua; desde el Municipio ayer iniciaron la evacuación total del paraje Paso Tala. Para ello, camionetas, tractores, acoplados y en algunos lugares lanchas, ingresaron a rescatar a las familias alejadas del paraje, pero ante la resistencia de algunos pobladores para abandonar sus precarias viviendas por temor a los robos, pidieron intervención policial para convencer a los habitantes de que debían dejar sus moradas ante el peligro inminente de la creciente que los aqueja desde hace varios días. Para ello interviene el comité de crisis municipal, que además de asistir a los damnificados por la inundación coordina la ayuda que ayer por la tarde envió el Gobierno Provincial, con módulos alimentarios, frazadas y agua. A esta situación se suma el apuro de los productores ganaderos de la zona, que desde hace varios días comenzaron a evacuar el ganado en pie. Miles de animales quedaron bajo agua: “Desde hace varios días estaban sacando el ganado. Los criadores de oveja en la zona comentaban que estaban sacando con los trailers para poder llevar a los animales a campos más altos de la zona”, señaló a NOR TE de Corrientes la concejal de Perugorría, Elisa Fernández. La edil relató un panorama crítico en la zona y en comparación con las inundaciones de años anteriores, destacó que ésta es la peor de todas. “La situación es traumática. Tenemos varios sectores que contener, el panorama es más complejo que años anteriores. Tenemos que contener al Paraje Paso Tala, a los pobladores de Perugorría y a los del paraje Palmitas, que también hay que rescatar a esas familias que hoy están aisladas por el agua. Pero para llegar hasta allí sólo se puede hacer en lanchas, y ahí colabora Prefectura, como años anteriores. Los pobladores están con temor a lo que pueda pasar”, enfatizó. s