Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/144093
AL MENOS DIEZ VÍCTIMAS FATALES

El Norte de EE.UU. se petrifica con la ola de frío polar

CHICAGO.- Millones de estadounidenses padecen temperaturas polares en el Norte de Estados Unidos, que obligó ayer a las autori­dades -por segundo día con­secutivo- a cerrar escuelas, suspender vuelos y trenes, y abrir refugios de emergencia para los más vulnerables.

COR010219-014F01.JPG

Esta ola de frío, provoca­da por un viento polar del Ártico, que afecta a unas 60 millones de personas, ha de­jado un saldo de al menos a diez muertos desde el fin de semana, según informes de los medios estadounidenses. Las temperaturas cayeron incluso a menos de 45 gra­dos centígrados en el Norte de la región del medio Oeste del país.
La provisión de gas natural estaba bajo amenaza en Mi­chigan y Minnesota, donde se pidió a los residentes re­ducir su consumo en la me­dida de lo posible. Tuberías de agua congelada se rom­pieron en Detroit y partes de Canadá.
Más de 1.600 vuelos ha­bían sido cancelados en Chicago hacia la media ma­ñana. Las tripulaciones del aeropuerto trabajaron cada 15 minutos en la pista para evitar la congelación. La fir­ma Amtrak espera que amai­ne el clima para reanudar los servicios, tras cancelar todos los trenes el miércoles en Chicago.
En tanto, el Servicio Postal de Estados Unidos dijo que la distribución del correo con­tinúa suspendida en varios estados.
Se espera que las tempe­raturas bajo cero empiecen a remontar el viernes, pero el frío no cederá rápidamente en al menos 12 estados. “Las temperaturas comenzarán a moderarse lentamente mientras la masa de aire co­mienza a calentarse”, dijo el Servicio Meteorológico Na­cional.
El pronóstico prevé que la temperatura todavía oscilará el jueves entre los -20 y -50 grados Fahrenheit (-29 a -46 grados Celsius) en algunas zonas.
En la región de los grandes lagos, estas condiciones me­teorológicas poco habituales provocaron fenómenos na­turales sorprendentes. Los bloques de hielo invadieron los canales de la ciudad y las orillas del lago Michigan, ba­ñados por el sol, y cubiertos por una neblina causada por la diferencia de temperatura entre el aire y el agua. Partes de las Cataratas del Niágara también se congelaron.
En Chicago, el miércoles fue el segundo día más frío jamás recordado, donde re­sidentes dijeron escuchar “terremotos de hielo”. Según el canal local WGN, proba­blemente eso haya sido con­secuencia de agua congelada en los suelos.
Funcionarios en múltiples estados advirtieron que las temperaturas debían ser to­madas en serio, ante riesgos de hipotermia y congela­miento con sólo minutos de exposición.
El servicio meteorológico alertó sobre “un frío extre­mo y peligroso”. Cientos de centros de abrigo recibieron a personas vulnerables, sin hogar y mayores. s
LA CIUDAD DE CHICAGO, EPICENTRO DEL FENÓMENO CLIMÁTICO.
“Mantente abrigado”
El alcalde de Chicago lanzó en Twitter el has­htag “MantenteAbriga­do” para desalentar a la población a salir a las calles. Se han estableci­do más de 270 “centros de abrigo” en edificios federales, centros socia­les, bibliotecas e incluso estaciones de policía para aquellos que lo ne­cesiten. Se estima que en la ciudad hay unas 16.000 personas sin ho­gar. En Michigan, por orden de la gobernado­ra Gretchen Whitmer, los gobiernos estatales estarán cerrados hasta hoy (viernes) y los fun­cionarios considerados no esenciales se queda­ron en sus casas. Ade­más, pidió a la pobla­ción bajar su consumo de gas.s