Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/144433

Llega una misión del fondo

La semana pasada el Central adquirió us$275 millones en subastas diarias, mientras que la tasa de Leliq acumuló bajas de 620 puntos básicos hasta 46,24% en el mismo período.

En la primera acción directa del año, una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) arribará a Buenos Aires para analizar el estado de las cuentas del Gobierno nacional y habilitar nuevos desembolsos de créditos, informaron fuentes oficiales.

La presencia de representantes del organismo multilateral se da en momentos en que los indicadores económicos coinciden en un panorama negativo de la economía, y justo antes del arranque de la campaña electoral que el gobierno busca separar del espectro económico. La misión del FMI estará encabezada por Roberto Cardarelli, el encargado del “caso argentino”. Como es habitual en estos casos, la delegación del Fondo se reunirá con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Esta será la segunda revisión del acuerdo stand by por US$56.300 millones acordado en octubre, luego de que no se pudiera cumplir con el pactado en junio. La primera versión del acuerdo establecía para el 2019 un déficit fiscal de 1,3% del PBI. Pero el gobierno se comprometió en octubre a alcanzar el equilibrio fiscal este año, anticipando la meta prevista para el 2020. El 2018 habría concluido con un déficit del 2,3% del PBI, resultado que fue aprobado por el FMI. Si el FMI aprueba los números del Gobierno nacional, liberará en marzo un desembolso de unos US$7.000 millones, que servirán para el repago de deudas. El Gobierno mostrará el recorrido del esquema de agregados monetarios implementado desde octubre de 2018 que tiene por objeto el control de la inflación y el sobrecumplimiento de la meta monetaria acordada. Los esfuerzos de los funcionarios estarán centrados en demostrar que, pese a los indicadores que vienen dando señales claras de un magro desempeño económico, el rumbo acordado con el FMI se va cumpliendo y las medias adoptadas apuntan a ese objetivo. La semana pasada el Central adquirió US$275 millones en subastas diarias, mientras que la tasa de Leliq acumuló bajas de 620 puntos básicos hasta 46,24% en el mismo período. Dujovne destacó en una entrevista a un medio nacional la política monetaria y fiscal que viene llevando el Gobierno, con la ayuda del Fondo. “En la medida que emitimos pesos (para comprar dólares) también mantenemos como capital de trabajo los dólares que nos desembolsa el Fondo, y cuanto menos los usemos más chances hay de que vayamos traspasando del 2019 a 2020 los desembolsos, y luego de 2020 a 2021, y llegar a una situación, o poder mantener esta situación inédita de una Argentina muy prefinanciada”, dijo. Recordó que Argentina “es uno de los países que más reestructuraciones y defaults ha tenido en los últimos 50 años, y es uno de los grandes componentes de nuestro riesgo país”. La buena relación entre las autoridades del organismo y la Casa Rosada, hizo que en reiteradas oportunidades se dejara pasar situaciones que en otras circunstancias no hubiera ocurrido. Es más, en otros países de condiciones similares tampoco. Resulta clave en esta instancia el apoyo del gobierno de los Estados Unidos a la administración de Mauricio Macri, y sus vínculos con el FMI que siempre mostró predisposición para con Dujovne. Sin embargo esa vista gorda podría resultar contraproducente, ya que acarrea con ella una crisis que se va acrecentando.s