Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/145115

La campaña en pleno desarrollo

La jerarquía del acto, por las conductas, pero sobre todo por el desarrollo conceptual del mensaje de uno y otro lado, es decir la acción y la reacción, le restaron civismo a la cita.

Según el presidente Mauricio Macri, la Argentina está mejor que en 2015. Casi todos los indicadores -oficiales- muestran lo contrario, los organismos más serios también ofrecen esa lectura y buena parte de la sociedad siente que su situación se ha deteriorado. O el Jefe de Estado maneja otras mediciones o ha experimentado, en estos tres años de mandato, una progresiva miopía que le impide ver las cosas como son. Miopía política que quedó de manifiesto ayer durante su mensaje (¿el último?) ante la Asamblea Legislativa para inaugurar el período de Sesiones Ordinarias en el Congreso de la Nación. La exposición de Macri estuvo a tono con lo que ha sido su gestión hasta el presente: cero autocrítica, dispersión de la responsabilidad, repaso de la herencia, un rosario de enunciados teóricamente potentes, pero vacuos en el cumplimiento, y las promesas repetidas de bienestar futuro. La administración de esperanzas es la mejor herramienta de Cambiemos y su líder, que va por la reelección.

Fue un discurso de campaña. Cualquier pretensión de balance de gestión y resumen de objetivos quedó relegado a una puesta en escena dominada por el marketing electoral. La calidad institucional que viene desinflada desde los tiempos en los que gobernaba la Señora (Cristina Elisabet Fernández de Kirchner) no ha repuntado con el macrismo. No hubo cambios sustanciales, apenas una mutación de los modos. Es que la política vernácula no encuentra vacuna para ciertas cepas de la soberbia. Ayer además la oposición hizo su aporte y el espectáculo fue completo. La jerarquía del acto, por las conductas, pero sobre todo por el desarrollo conceptual del mensaje de uno y otro lado, es decir la acción y la reacción, le restaron civismo a la cita. El final fue con una arenga de mitín partidario y una rechifla de estadio de fútbol. Poco constructivo todo. Así el Congreso de la Nación, que el año pasado inscribió uno de los períodos más pobres en producción de leyes, saltó sin escalas de la megalomanía militante a la desfachatez de los que se suponen moralmente superiores. Ingrato destino el que tiene el país con estos barquinazos. Y en medio, la eficiación de un relato sesgado por el marketing. No resultó sorpresa que a las pocas horas de concluida la Asamblea Legislativa, en la que Macri trazó un panorama ciertamente discutible con su afirmación de que la Argentina está mejor, asomaran respuestas no desde el ámbito político, sino empresario. Por ejemplo, el dirigente de la Unión Industrial Argentina, José Urtubey, consideró que el mensaje “niega la realidad y decir que los problemas sólo se debieron a situaciones climáticas o al escenario financiero internacional es no hacerse cargo de las equivocaciones. El Gobierno apostó a un modelo financiero y no productivista”, señaló. Por su parte, el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, consideró que “es necesario para avanzar resolver los desequilibrios macro y plantear un plan industrial”. A su vez, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, criticó la omisión del sector agropecuario en el discurso y señaló: “No nos parece positivo que no nos considere, ni que no haya hecho mención a la corrección de la presión tributaria y la terrible situación financiera que genera falta de trabajo”. Hubo otros dirigentes empresarios que consideraron “valiente” el mensaje de Macri y aceptan que el camino, aunque sacrificado es el correcto. Sin embargo, la mayoría de las opiniones que se conocieron a través de los medios fueron negativas. El director del Centro de Estudios de Economía de la Universidad de Belgrano, Víctor Beker, dijo que el mandatario “hizo bien en no hablar de economía, porque mirando los indicadores, se ve que la economía no está mejor que en el 2015”.s