Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/145458
Crisis en Venezuela

Convocan a manifestaciones para protestar por el apagón

Juan Guaidó dijo que la situación del país es una “catástrofe”.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó convocó la realización de

COR120319-018F01.JPG

manifestaciones en todo el país hoy, para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, por el apagón que mantiene colapsado al país petrolero desde hace cuatro días.

“Mañana, a las tres de la tarde, toda Venezuela a las calles”, dijo el también jefe legislativo, al presidir un debate en el Congreso (que tiene mayoría opositora) sobre un decreto que propuso para declarar “alarma nacional” por el apagón. Al justificar el decreto, el autoproclamado presidente, de 35 años, calificó a la situación como una “catástrofe”, porque según él ya cobró la vida de decenas de personas, ante las serias dificultades que enfrentan para atender las urgencias. A la vez, afirmó que falta la electricidad en buena parte del país, escasea el agua, la comida se daña, y el transporte y las comunicaciones están interrumpidos o son inestables. “No hay normalidad en Venezuela y nosotros no vamos a permitir que se normalice la tragedia (...), por eso el decreto”, dijo, y añadió: “Todo (es) producto de la corrupción e impericia del régimen”. En el decreto, que previsiblemente será aprobado tras la discusión, Guaidó pide la cooperación internacional para superar la grave crisis, y ordena a la decena de representantes diplomáticos que ha nombrado en el exterior a coordinar el apoyo internacional. Además, ordenó a los militares y los cuerpos de seguridad “abstenerse de impedir u obstaculizar” las protestas por los apagones. Hasta ahora se desconoce el alcance y las posibilidades de aplicación de la “alarma nacional”, en un país donde Maduro tiene el apoyo de la Fuerza Armada y el control de todas las instituciones. El presidente constitucional Maduro sostiene que el apagón fue ocasionado por “un ataque cibernético electromagnético”, dirigido por Estados Unidos y Guaidó contra la hidroeléctrica de Guri, en el estado de Bolívar (sur), la principal de Venezuela y segunda de América Latina, después de Itaipú (Brasil-Paraguay).s