Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/154273
CULMINA OTRO AÑO ACADÉMICO Y CULTURAL

La Cátedra Libre de Chamamé cierra con la actuación de la Orquesta Folklórica

Se realizará también un homenaje al artista Roberto Giménez Blanco.

COR091219-025F02.JPG

El espacio académico de la Universidad Nacional del Nordeste, destinado al cha­mamé, transita sus últimos días de este octavo año.

El próximo 17 de diciem­bre anuncian una gran cie­rre de las actividades con la actuación de la Orquesta Folklórica de la provincia, a la vez que se brindará un homenaje al músico, can­tante, e integrante de ese cuerpo musical, Roberto Giménez Blanco, quien fa­lleció en julio de este año.

Según adelantó uno de los titulares de la Cátedra Libre de Chamamé, José Miguel Bonet, la presenta­ción está programada para las 20, en el Centro Cultural Universitario (Córdoba es­quina 9 de Julio) con entra­da libre y gratuita.

En el homenaje y actua­ción musical estarán par­ticipando como invitados Carlos Maciel, Lourdes Gi­ménez, el artista plástico y escultor Julio Mac Donald y Catalo Rodríguez, histórico músico que lo acompañó al homenajeado en su primer viaje a Brasil en la década del ‘70, entre otras figuras especialmente convocadas.

Vale destacar, que desde hace ocho años la música tradicional de Corrientes y la región hizo pie en la Uni­versidad y la Cátedra Libre Chamamé Raity (Nido del Chamamé) se apresta a ce­rrar su octavo ciclo acadé­mico, bajo la coordinación de José María Bonet y del profesor Enrique Piñeiro.

TRAYECTORIA DE 47 AÑOS

Según la fundación Me­moria del Chamamé, la Or­questa Folklórica de la pro­vincia se creó en 1972, y es continuadora de las agru­paciones de efímera dura­ción, pero valiosas desde lo fundacional, existencia como las Ricardo Suárez en la década del ‘30 y ‘40, y las de Naúm Salís y Oscar Espíndola Moreira en la dé­cadas siguientes.

Desde la primavera de 1972, en que se hizo car­go el maestro paraguayo Herminio Giménez, y con la incorporación de instru­mentos no tradicionales en el género, como órgano y guitarra eléctrica, la or­questa ha sido formadora de notables instrumentis­tas y vocalistas, muchos de los cuales serían celebrados artistas, como Cacho Es­píndola, Cacho Montes, Te­resa Parodi, Lidia Catterino, Roberto Giménez Blanco, Joaquín “Gringo” Sheridan, Bruno Mendoza, Richard Scófano, Juanchi Cabrera y Raúl Alonzo, entre otros.

AÚN PRESENTE

Cantante y guitarrista, Roberto Benigno Giménez Blanco, nació en la capital de Corrientes el 20 de No­viembre de 1942.

Iniciado en el canto y la guitarra en forma intuiti­va en su niñez, en su etapa escolar integra el coro del colegio salesiano.

En su adolescencia co­mienza a realizar presen­taciones como cantante en salones de Corrientes, interpretando variados gé­neros.

A finales de la década del 60, realiza sus primeras presentaciones en la radio y televisión correntina en ciclos de la época. Siempre como cantante solista, rea­liza giras por Chaco, Santa Fe, Mar del Plata y Buenos Aires, con un repertorio de música melódica.

En el año 1972, es convo­cado como tenor, para inte­grar la primera formación de la Orquesta Folklórica de la Provincia fundada por el maestro paraguayo Her­minio Giménez, a la postre su primer director. Junto a la Orquesta realizó pre­sentaciones en salas de la región y su primera gira fue a Brasil, además de realizar sus primeras grabaciones para el sello “Azur” junto a la Orquesta, interpretando como solista el chamamé “Sargento Cabral”.

En el año 1974 se integró como cantante, a la or­questa de Pocho Roch con el que tuvo la oportunidad de grabar el disco “Palabras a Itatí”, editado por el sello Odeón. Luego de este regis­tro, la companía lo contrató como artista exclusivo.

En esta etapa participó activamente en los certá­menes “Canción Nueva Co­rrentina”, donde defendió obras de destacados auto­res como Blas Benjamín de la Vega, Marily Morales Se­govia y Mario Bofill, entre otros, grabando para el se­llo Odeón las obras “Noche sin adiós” y “Para cuando ya no pueda verte”, finalis­tas del certamen de 1975, donde estuvo acompañado de la orquesta de Carlos García.

A partir de ese momento, y por invitación de Hermi­nio Giménez, viajó a Brasil. “Me establezco en Campo Grande, en donde actúo y me vinculo con autoridades del área cultural, dando ini­cio a una integración mu­sical y turística, autorizán­dome a ser el enlace oficial entre ambos países; ante lo cual el entonces candi­dato a presidente Ignacio Lula Da Silva, acompañado por el gobernador Zeca, se mostraron totalmente soli­darios y ofrecieron todo su apoyo a ese intercambio, que se extiende hasta la actualidad, con la continua visita de músicos y aman­tes del chamamé”, relató durante una entrevista el artista.

En el año 1981 realizó en la localidad de Tres Lagoas (Matto Grosso, Brasil), un festival de chamamé que contó con la participación de destacados artistas, como Isaco Abitbol, Rober­to Galarza, Rudi y Nini Flo­res y Los de Imaguaré.

En los albores del nuevo milenio regresó a Corrien­tes, retomando la actividad artística, siendo homena­jeado en la edición 2008 de la Fiesta Nacional del Cha­mamé, cantando junto a grandes voces chamamece­ras, como Salvador Mique­ri, Roberto Galarza, Simón Palacios, Octavio Osuna y Gregorio de la Vega, entre otros.

Roberto Giménez Blanco falleció en Corrientes el 14 de julio de este año.s