Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/85586
Eduardo Bechara

“Por ignorancia muchos creen que los poetas son una especie de parásitos”

El artista inició esta tarea de búsqueda de poetas en 2013. Después de un largo camino recorrido quedan muchas historias por contar.

Desde enero de 2013 el escritor, Eduardo Bechara, inició un viaje por Sudamérica desarrollando el proyecto “En busca de poetas”, con el objeto de descubrir escritores editados e inéditos, documentarlos y publicar un par de antologías de poesía sudamericana, en las que se haga una selección de los mejores poemas. En diálogo con NORTE de Corrientes, el escritor explicó: “La falta de reconocimiento que se le da a los poetas, la gente cree que son una especie de parásitos. Su ignorancia los lleva a desconocer la importancia que tienen como vehículo transformador. Nos parece natural tener artistas y poetas en el mundo. Desconocemos que hubo un momento de la evolución en que no fue así: el mundo era un lugar en donde reinaba la barbarie, un poco más que ahora, o por lo menos eso quiero pensar”. Y continuó: “Luego de un largo camino recorrido, puedo decir que más allá de la experiencia de vida, la vivencia de un gran viaje y la posibilidad de conocer los lugares, las personas, las culturas y tener el enorme privilegio de reunirme con los poetas publicados más representativos e inéditos con mayor oficio (que es a los que apunta conocer el proyecto), este viaje me ha hecho una persona más consciente de la carencia y dificultades con las que millones de personas en nuestro continente (y en el mundo) deben afrontar su día a día, y lo mucho que todos juntos debemos trabajar para que las condiciones de todos se nivelen por lo alto”. La poesía y su contexto. ¿Con que te has encontrado? La poesía responde al contexto histórico, político y climático de cada lugar. No es lo mismo escribir bajo la nieve de ese fin del mundo que golpea a Ushuaia, Argentina, durante la mayor parte del año, a escribir desde el desierto de Atacama, Chile, (el más árido del planeta), bajo temperaturas que pueden llegar a los 50 grados centígrados a la sombra. El poeta recrea su mundo, expone lo que ve y carga al texto con esos elementos de la naturaleza que son más tangibles. Lo mismo sucede con el contexto social. En América del Sur, en general y en su momento, los poetas expusieron las atrocidades de las dictaduras de derecha en los setenta, mientras que los poetas samizdat (auto-publicados en lengua rusa), expusieron las de las dictaduras de los comunistas en la antigua Cortina de Hierro. Si bien se paraban en esquinas opuestas, a unos y otros los unía la necesidad de protestar contra la injusticia, la intolerancia y la barbarie que intenta imponer un estado opresor. En este respecto, la temporalidad es fundamental. En las grandes ciudades hay unos órdenes distintos. Muchas de las personas que escriben poesía tienen sus necesidades satisfechas, lo que pone su mente en otro tipo de temas. La naturaleza, a flor de cuerpo, pasa a un segundo plano. Hay otros elementos condicionantes: la prisa, las grandes distancias, la inseguridad, la invisibilidad, la despersonalización y estandarización que iguala a los seres humanos. La poesía es un género muy escrito, pero bastante devaluado. ¿La idea es reivindicarlo? La idea es por lo menos intentar volver a darle un lugar de visibilidad. Siempre que alguien me pregunta qué estoy haciendo y le cuento, exclama: “¿Poetas?”, como si no dieran crédito a lo que escuchan. Y siempre les respondo: sí, poetas. Es esa sensación de descrédito la que me impulsó desde el principio a salir a buscarlos. Los artistas son como patitos feos perdidos en un mundo que los desconoce, y en realidad son cisnes. Precisamente por ello el artista busca revalorizar-los.s