Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/112506

Varias localidades de Santa Fe bajo agua por las lluvias, autopista cortada

Hay más de 150 mil hectáreas afectadas en zonas productivas. el gobierno extendió la emergencia agropecuaria por 180 días.

Más de 150 mil hectáreas se encuentran afectadas en la provincia de Santa Fe por los anegamientos derivados de las intensas lluvias, en tanto la autopista que une esa capital con la ciudad de Rosario quedó cortada al tránsito vehicular a la altura de la localidad de Coronda como consecuencia del desborde del arroyo Colastiné, cuyas aguas sobrepasaran el nivel de la calzada. A todo esto, un parte del Servicio Meteorológico alertaba sobre nuevas tormentas fuertes y hoy podrían seguir las precipitaciones. Desde que comenzó el año, la provincia de Santa Fe está siendo afectada por las lluvias, muchas de ellas acompañadas por fuertes vientos y caída de granizo. El último vendaval abarcó localidades de la provincia de Córdoba, Entre Ríos y sur de Corrientes. Antes hubo un temporal en el NOA argentino, con epicentro en Salta y Catamarca. El ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, dijo que las hectáreas afectadas “son unas 150 mil a 200 mil” y están ubicadas entre las localidades de Colonia Castellano, Roca, Vila y San Antonio. En declaraciones a la radio Cadena 3, el funcionario expresó: “Una franja complicada es la Ruta 70 hasta Ramona”, y agregó: “Estamos peor que en la crisis de emergencia hídrica del año pasado”. Además, las recientes lluvias afectaron a 3 mil tambos y en el caso de la localidad de Ramona, el 80% del casco urbano está anegado, en tanto que el 40% de viviendas tienen agua en su interior. El pueblito tuvo que soportar una lluvia récord en la zona: 350 milímetros en 36 horas. El jefe comunal, Fabio Barbero, confirmó que el 80% del pueblo está bajo agua y contó ayer a la mañana que “en las últimas seis horas cayeron 160 milímetros, que se suman a los 150 del fin de semana, eso hizo que colapsaran los canales de desagüe y que se anegara toda la población”. Según precisó el funcionario: “Hace cinco años que padecemos lluvias en abril, pero se circunscribía a la zona rural, a la parte más deprimida. Se activaba el protocolo correspondiente y las bombas, y nunca había más de cuatro o cinco casas con problemas. Pero jamás pasó algo así”. Además, Barbero dijo que la lluvia que comenzó el martes por la noche “los tomó desprevenidos” y que la situación impactará fuertemente en los tambos de la zona. “Es terrible. La producción tambera está en quebranto, venimos de un año pasado muy complicado”, concluyó.s