Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/112977

Crimen de embarazada: investigan por qué no había policías en la zona

El ministro de Seguridad bonaerense además confirmó que la adolescente fue ejecutada de un disparo en la nuca a corta distancia.

La adolescente embarazada que fue asesinada en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge recibió un tiro en la nuca que el agresor efectuó con su mano derecha, con el arma apoyada, mientras la sujetaba con la otra para evitar que escapara, determinaron los peritos en la autopsia. El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que se investigará por qué no había policías patrullando la zona. Según informaron ayer fuentes policiales y judiciales, el resultado sugiere que Jenifer Geraldine Trillo Juli, de 15 años, fue ejecutada por alguien que fue hacia ella directamente con ese propósito y es analizado con detenimiento por el fiscal 7 del partido de Lomas de Zamora, Gabriel Lo Schiavo. Si bien el disparo a corta distancia y casi apoyando el cañón del arma en la nuca de la víctima puede hacer pensar en otra motivación distinta a la del robo, un investigador del caso indicó a Télam que por ahora es la única hipótesis que se maneja. Agregó que en muchos homicidios en el marco de un asalto es común que el delincuente efectúe el disparo a pocos centímetros y esto no implica que el móvil del crimen sea otro. Es que en base a dichos de testigos, se determinó que la chica, embarazada de cinco meses, fue abordada desde atrás por un hombre que le sujetó con la mano izquierda la mochila que llevaba en su espalda, le impidió seguir avanzando e, instantes después, le apoyó un arma en la nuca y le disparó. Si bien cuando la adolescente se desplomó el atacante se quedó con su mochila en la mano, a los pocos metros la arrojó a la calle y escapó, agregaron los informantes. Debido a que la madre de la víctima y otros vecinos aseguraron que los policías de la zona demoraron unos veinte minutos en concurrir al lugar, Ritondo afirmó que se está evaluando “en cuánto llegaron desde que se los llamó al 911”. “Hablé con los vecinos, con el responsable de Asuntos Internos (de la Policía Bonaerense) para que investigue”, dijo el ministro, que remarcó que hay refuerzos federales en la zona pero “el cambio no es de un día para otro”. Inicialmente se pensó que la joven había sido atacada a culatazos con un arma, ya que la madre dijo no haber oído ninguna detonación, aunque una vez que fue trasladada al hospital se comprobó que la muerte era producto de un balazo en la cabeza efectuado con un arma de calibre chico.s