Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/113506

Soldados argentinos y chilenos dejan atrás prejuicios en el cruce de Los Andes

Realizan la travesía a 200 años de la epopeya sanmartiniana. La llegada está prevista para el 12, aniversario de la Batalla de Chacabuco.

Los soldados argentinos y chilenos que participan en forma conjunta en el cruce de Los Andes, por los 200 años de la epopeya sanmartiniana, comenzaron a dejar atrás viejos prejuicios y el “verse como enemigos”, un mensaje que esperan le llegue a la sociedad a partir de esta experiencia para que pueda haber “más Patria” en ambos pueblos. “Uno siempre los veía como el país vecino, como al enemigo, pero nada que ver, todo lo contrario, me llevo una imagen super distinta”, dijo a Télam el soldado chileno Fernando Ortiz, nacido en Temuco, quien participa de la columna que salió de Uspallata y que cruza hacia su país a partir de hoy, tras el acto en el paso internacional Cristo Redentor. Durante la marcha a lomo de mula y en los momentos de descanso “nos hemos sacado fotos junto a los argentinos, hicimos videos y al momento de dormir hemos intercambiado experiencias, nos hemos conocido más y puedo decir que nada que ver con lo que pensaba”, afirmó. La marcha desde Uspallata hasta Puente del Inca “ha sido dura, especialmente el primer día, por la alta temperatura y porque a muchos nos costó montar a las mulas”, pero luego “aflojó el calor y les tomamos el ritmo a los animales, el tiempo acompañó y estamos muy bien”, dijo el temuquense. En los períodos de descanso, con trayectos de 26 kilómetros cada jornada, los soldados intercambiaron experiencias: los argentinos aconsejaban cómo andar en la altura y los secretos de la montaña y los transandinos prometieron “devolver los favores el doble o el triple, cuando crucen a Chile”. Los soldados no pueden comunicarse con sus familias mientras van marchando por la falta de señal en casi todos los tramos debido a que van a lomo de mula por la montaña, por lo que esperan con ansias cada descanso, no sólo para enviar imágenes sino además para sacarse fotos entre ellos e intercambiar videos. Con cuatro años en el Ejército chileno y dos en la montaña, Ortiz salió del destacamento militar andino de Yungay el lunes de la semana pasada y de allí fue hasta El Plumerillo, luego a Uspallata y terminará su travesía el 12 de febrero, cuando llegue a la cuesta de Chacabuco, para el aniversario de la batalla que libró allí el general José de San Martín. s