Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/113535

Narcos en Goya: intromisión de Colombi, en la lupa de magistrados de la Nación

La asociación de jueces nacionales respaldó al juez federal de Recon­quista que ordenó los allanamien­tos. Detalles del duro comunicado.

La Justicia Federal de la ciudad santafesina de Re­conquista evalúa acusar al gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, por la po­sible comisiIón de un “delito de acción pública” duran­te allanamientos antinar­cóticos realizados el 21 de diciembre en la ciudad de Goya, en los que el mandata­rio se hizo presente, informó ayer el fiscal subrogante Bru­no Ojeda. La eventual acusa­ción se relaciona con el caso que causó fuertes cruces entre las administraciones provinciales de Santa Fe y de Corrientes, que derivó en el arresto del jefe del Operati­vo, el comisario José Moya­no, de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de la Policía san­tafesina.

Ojeda dijo que verán “si corresponde formular acu­sación” por presunto “en­torpecimiento de los alla­namientos y la consiguiente comisión de un delito de función pública” una vez que se tome declaración tes­timonial a los policías santa­fesinos intervinientes y tras recibir información requeri­da a los juzgados de Corrien­tes. Consultado por radio Universidad, de Santa Fe, el fiscal dijo que lo que más le llamó la atención fue “sin dudas el aperso­namiento de la máxima autoridad de la provincia, el señor Colombi, en los procedimientos. Es un an­tecedente que no se regis­tra nunca en la historia a ni­vel nacional”. Los gobiernos de Santa Fe y Corrientes cru­zaron fuertes críticas a raíz del procedimiento de la Poli­cía santafesina en una causa antinarcóticos, realizado en Goya. El Gobernador cues­tionó duramente el opera­tivo realizado por efectivos de la Policía de Santa Fe en la segunda ciudad de la provin­cia, que incluyó el traslado de 16 jóvenes -compulsivo, según Colombi- desde la ca­pital de Corrientes a Goya, para que oficien de testigos en allanamientos en una causa vinculada al narcotrá­fico.

Por su parte, el gobierno de Santa Fe defendió el ac­cionar de la Policía de esa provincia al afirmar que el operativo “fue habilitado por un juez federal”.“Nosotros nos debemos a la vida y los bienes de los correntinos, si algo malo pasaba iban a culpar al Gobierno de Co­rrientes”, afirmó a su vez Co­lombi, quien denunció que “hay medios nacionales que están tratando de tergiversar la cuestión. Me importa tres carajos lo que digan, noso­tros tenemos responsabili­dades y lo que hicieron no tiene justificativo alguno”.

En medio del escándalo en el allanamiento, el jefe de la Dirección de Preven­ción y Control de Adiccio­nes de Santa Fe, comisario José Moyano fue detenido. De regreso a Santa Fe, este jefe policial interpuso una denuncia ante la Justicia Fe­deral que incluyó tres deli­tos de acción pública -entre ellas, privación ilegítima de la libertad- contra el gober­nador Ricardo Colombi, jefes de la Policía de Corrientes y autoridades de la Justicia or­dinaria provincial. “La medi­da judicial fue entorpecida o demorada en su normal eje­cución por exclusiva respon­sabilidad de las autoridades policiales, el titular del Poder Ejecutivo y jueces ordinarios de la provincia de Corrien­tes”, aseguró Moyano.

A raíz de esta denuncia, Alurralde ordenó que se abra una investigación para tratar de determinar si hubo responsabilidad penal por parte del Colombi y demás autoridades.

Conocida esta informa­ción, el Gobierno provincial contraatacó. Fue el mismo ministro de Seguridad co­rrentino, Horacio Ortega, quien deslizó en declara­ciones al diario La Nación, que el Gobierno provincial estudia la posibilidad de de­nunciar a Alurralde ante el Consejo de la Magistratura, por “falsa incriminación”, y que la presentación contra el juez federal santafesino se concretaría este mes a través del diputado nacional Gustavo Valdés, quien es del mismo sector político que Colombi e integra el Consejo de la Magistratura.

El 21 de diciembre pasa­do, 80 efectivos de la Policía santafesina llegaron a Goya para realizar allanamientos y detenciones -10 en total-. La investigación se había inicia­do un año antes, con el se­cuestro de un cargamento de marihuana y quedó a cargo del juez Alurralde. Tras las primeras pesquisas, todos los indicios comenzaron a apuntar a narcos correntinos afincados precisamente en Goya, ciudad situada frente a Reconquista, de este lado del río Paraná.s